FOTOS: Mariano González
Balonmano  |  Atlético Valladolid
26 - 25 El Recoletas Atlético Valladolid cae en Nava en un choque muy igualado resuelto en los últimos segundos

Recoletas nada toda la noche para morir en la orilla

26 de Septiembre de 2020

 

El Recoletas Atlético Valladolid fue derrotado en su visita al Viveros Herol BM Nava (26-25) en un choque igualado con final agónico que se resolvió en los segundos finales con un lanzamiento forzado de Filipe Mota que la defensa vallisoletana y César Pérez no pudo detener. Los gladiadores azules rompieron su racha de dos victorias y cayeron de nuevo en una pista en la que aún no han podido ganar en la Liga Sacyr Asobal.

A pesar de la derrota el equipo de David Pisonero firmó un gran partido, adaptándose bien a las condiciones que sí supo marcar el Viveros Herol BM Nava de Diego Dorado: ritmo lento, y defensas cerradas y duras que obligaron a un partido de contacto y muy físico donde el Recoletas no se encuentra tan cómodo. Aún así, los gladiadores azules supieron aclimatarse y llegar a los minutos decisivos con muchas opciones, pese a que no tuvo suerte en esos instantes finales.

El partido se decidió en la última jugada, con un gol de Filipe Mota, pero hay que destacar el gran trabajo en defensa del Recoletas, con un gran César Pérez con 14 paradas. También destacó Dzmitry Patotsky en Nava, con otras 12. La gran pesadilla de los vallisoletanos fue Rodrigo Pérez Arce (9 goles), decisivo en la parte final del partido tal y como ya lo hizo la pasada campaña. En el Recoletas destacó de nuevo Jorge Serrano con 7 goles, pese a unos problemas físicos en el tobillo, y el pivote Ander Ugarte (5), quizá en su mejor actuación con los gladiadores hasta el momento.

El Recoletas buscó de nuevo un partido con mucho ritmo y lo consiguió en el arranque. Pronto se puso por delante (2-4, minuto 6), una ventaja que mantuvo hasta el minuto 15. Pisonero varió entonces su habitual defensa 5-1 con la que comenzó por una 6-0 que también le dio buen resultado gracias al trabajo de Nico López y Arthur Patrianova atrás, sobre todo cerrando el lanzamiento exterior de Lukas Simenas y Jorge Silva, y al buen papel en portería de César Pérez (8 paradas en la primera mitad).

Sin embargo, el Viveros Heros BM Nava aprovechó el bajón de ritmo de los vallisoletanos y algunos errores en ataque del Recoletas para, poco a poco, imponer su estilo, recuperar su desventaja (6-6, minuto 15) y ponerse por delante (8-7, minuto 20). Pero los gladiadores azules también se adaptaron a la dura defensa navera y a esta nueva situación en la que ya no pudo jugar con velocidad y cada gol costaba mucho. Así, en ataque el Recoletas movió bien el balón para conseguir lanzamientos y goles, de Víctor Rodríguez y Jorge Serrano en los minutos finales, y mantener la igualdad en el descanso (11-11).

Los gladiadores azules se atascaron tras la vuelta de vestuarios, con un BM Nava que controló bien el ritmo de partido y obligó a los vallisoletanos a moverse en un choque más lento, más físico y marcado por las defensas. Los de de David Pisonero se atascaron sin marcar y los segovianos alcanzaron su mayor ventaja, +3 (16-13, minuto 37) lo que obligó al técnico a parar el choque y volver a cambiar su enfoque.

El Recoletas regresó a la defensa 5-1 con Miguel Camino de avanzado, subió líneas y pudo frenar un poco el ataque navero. Además, los vallisoletanos aprovecharon las cuatro exclusiones casi seguidas del BM Nava y recuperaron el aliento para en diez minutos volver a ponerse por delante incluso (19-20, minuto 48).

A estas alturas el encuentro iba encaminado a un final ajustado, con defensas muy cerradas que impedían la circulación, los lanzamientos exteriores y la conexión con los extremos. Por eso el Recoletas se confió de nuevo en el talento de sus centrales, Diego Camino y Adrián Fernández, y en buscar al pivote, a un Ander Ugarte que respondió con buenas acciones y goles. En el BM Nava el gran protagonismo fue para Rodrigo Pérez Arce, que como ya hizo la pasada temporada, fue el jugador más determinante en los minutos decisivos con sus penetraciones. Rodrigo rompió una y otra vez la defensa vallisoletana para permitir que el BM Nava entrará en los momentos clave con una pequeña ventaja (24-23, minuto 58).

Un gol de Adrián Fernández y una asistencia suya a Ander Ugarte contrarrestaron otro tanto de Jorge Silva (25-25) y el choque llegó a los 14 segundos finales con balón para los locales. Filipe Mota, con un lanzamiento muy complicado ante varios brazos de la defensa del Recoeltas, anotó el 26-25 que sirvió para cerrar el choque y dar la victoria al Viveros Herol BM Nava.

FICHA TÉCNICA

Viveros Herol BM Nava (26): Filip Vujovic (1), Francisco Javier Bernabéu (3), Álvaro Seabra (-), Dario Ajo (1), Nicoló D’Antino (-), Andrés Moyano (1), Carlos Villagrán (-), Rodrigo Pérez Arce (9), Ángel Pescador (portero), Filipe Mota (2), Andrés Alonso (2), Óscar Marugán (-), Jorge Silva (4), Dzmitry Patotsky (portero,12 paradas), Lukas Simenas (3), Pablo Herranz (-)

Recoletas Atlético Valladolid (25): Diego Camino (4), Nico López (-), Ander Ugarte (5), Roberto Turrado (-), Dani Pérez (1), Adrián Fernández (2), Carlos Calle (portero), Arthur Patrianova (-), César Pérez (portero, 14 paradas), Álvaro Martínez (-), Miguel Martínez (1), Roberto Pérez (-), Jorge Serrano (7, 4p), Miguel Camino (3), Manu García (-), Víctor Rodríguez (2).

Árbitros: Rafael Alberto García Mosquera y Alberto Rodríguez Rodríguez. Excluyeron dos minutos a Adrián Fernández (3’), Jorge Silva (8’), Arthur Patrianova (30’), Andrés Moyano (40’, 51’), Filipe Mota (44’), Francisco Bernabéu (46’).

Parciales cada 5 minutos: 1-2, 3-5, 6-6, 8-8, 9-9, 11-11 -descanso- 15-12, 17-15, 19-17, 20-21, 22-22, 26-25

Pabellón: Pabellón Municipal Guerrer@s Naveros (Nava de la Asunción, Segovia). 6ªJ Liga Sacyr Asobal. 211 espectadores.

 

Declaraciones de David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid

Sensaciones agridulces tras el partido. Cumplimos con el objetivo que era llegar a competir hasta el el último segundo, pero esta vez salió cruzy en el deporte solo se divierte el que gana. Hicimos un partido bueno, controlando el encuentro durante muchos minutos y creo que merecimos al menos llevarnos un punto de aquí. La derrota fue demasiado castigo para lo que vimos en la pista".

"Tuvimos el partido controlado durante todo el partido, incluso en nuestros peores momentos al principio de la segunda parte pudimos rehacernos tras el tiempo muerto y volver a tener sensación de control y la iniciativa. Pero ellos también juegan e hicieron cosas muy buenas al final que les permitió llevarse la victoria".