Camino celebrará en Huerta de Rey su partido 101 en ASOBAL FOTOS: Mariano González
Balonmano  |  Atletico Valladolid
Los gladiadores azules se enfrentan al Ángel Ximénez Avia Puente Genil mañana miércoles (20.30 horas) en Huerta del Rey con el objetivo de ganar y romper la mala racha de tres derrotas seguidas ante su público

Prueba de fuego para el Recoletas Atlético Valladolid en su casa

4 de Diciembre de 2018

 

Desde entonces, los vallisoletanos han enlazado tres derrotas seguidas en Huerta del Rey, una mala racha que quieren romper mañana ante el Ángel Ximénez Avia Puente Genil. Esta situación contrasta con la buena salud que muestra el equipo fuera de casa, con cuatro victorias, siendo el segundo mejor equipo a domicilio de la Liga Asobal tras el Barça.

Por eso el primer objetivo del Recoletas Atlético Valladolid será recuperar el juego alegre y con confianza que muestra a domicilio y volver a la senda de la victoria en Huerta del Rey. Los vallisoletanos cuentan con todos sus efectivos al completo salvo Jorge Serrano.

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero, analizó hoy esta situación: “No tenemos un problema de juego, si no no ganaríamos fuera. Sabíamos que con el tiempo llegaría nuestro premio, pero el desparpajo y la soltura de fuera no la estamos teniendo en casa. Nos cuesta ganar en casa. Tampoco hemos tenido rivales fáciles en Huerta del Rey, pero no han sido semanas complicadas, el vestuario está tranquilo”. 

La plantilla de los gladiadores azules está conjurada para romper esa mala racha y conseguir un triunfo balsámico que permita al equipo alejarse aún más de la zona de descenso. “Sería genial para nosotros enlazar dos victorias seguidas y romper esa dinámica”, dijo el técnico. “Queremos ganar en casa, hacer valer Huerta del Rey de nuevo y tener las mismas sensaciones que tenemos fuera”, añadió.

Pisonero no cree que esa mala racha sea cuestión de conformismo o algún otro aspecto externo al equipo. “No hay conformismo. Es sintomático que seamos el segundo mejor equipo fuera de casa, después del Barça, y el segundo peor en casa. Cuando hay un problema de actitud o de juego, algo externo, esto no pasa. Es cierto que el equipo tiene problemas de adaptación en casa. Aquí iniciamos los partidos con muchos problemas, sin fluidez y sin embargo fuera empezamos ganando siempre, controlando el partido bien. Por alguna razón, el equipo juega más desinhibido lejos”, analizó David Pisonero. 

Una de las razones para explicar esta situación es la juventud del equipo, tal y como indica David Pisonero. “El equipo es muy joven. Y si algo no te da la juventud es regularidad. No puedes pedirles a chicos que están donde están y somos lo que somos esa regularidad. Si con el nivel que dan además tuvieran regularidad pasaría dos cosas: o nosotros no estaríamos aquí o ellos no estarían aquí”, añadió.

El rival de los vallisoletanos será el Ángel Ximénez Puente Genil, equipo que ocupa la 13ª posición con 8 puntos, por detrás que el Recoletas Atlético Valladolid (11º con 11 puntos). “Es un equipo que no está donde tiene que estar, por plantilla”, comentó el entrenador vallisoletano, “es un rival que tampoco nos gusta, es excesivamente duro atrás, con gente grande y buenos tiradores, son cosas que nos suelen hacer daño y no nos van muy bien. Pero es un equipo de nuestro nivel, ante el que tenemos que competir el partido, disputarlo y estar a la altura para ganar y llevarnos los dos puntos”, dijo.

El Ángel Ximénez Puente Genil es otro de los mejores equipos fuera de casa, ha ganado tres partidos lejos de su casa. El pasado sábado sumó su cuarta derrota en Puente Genil frente al Liberbank Cuenca (27-30) y apuestan su recuperación a ganar en Huerta del Rey.

Los enfrentamientos entre ambos equipos en Valladolid el Ángel Ximénez se impuso en el curso 2016-17 por 26-27; y perdió por 28-18 en la temporada 2013-14 y por 31-25 en la pasada campaña.

El entrenador del equipo cordobés, Julián Ruiz, podrá contar con toda su plantilla excepto el brasileño André Amorim. En sus filas destacan el central Juan Castro, su máximo goleador con 54 goles, sus dos laterales: David Jiménez (46) y el montenegrino Novica Rudovic (32), su extremo Sergio Monteiro (35), además del primera línea Juan Antonio Vázquez (23) y el pivote brasileño Leo de Almeida (34).