FOTO: VD
Balonmano  |  Atletico Valladolid
“La recuperación no ha sido todo lo buena que se esperaba y es probable que no pueda empezar la pretemporada” declaró Mario Arranz sobre la situación de Fernando Hernández 

El Club Balonmano Atlético Valladolid presentó su campaña de abonados en la que aspira a llegar a los 2.000 socios

El miércoles día 11 de julio el Club Balonmano Atlético Valladolid presentó en el pabellón Huerta del Rey la campaña de abonados para la temporada 2018/2019. Esta presentación corrió a cargo del presidente del club Mario Arranz y el directivo Enrique López.

Los encargados del club confirmaron que el precio del abono general será de 130€; el especial, para jubilados, personas discapacitadas y universitarios, de 85€ y el infantil, para menores de entre los 7 y los 17 años, de 55€. Además, el club incluirá esta temporada un precio especial para familias numerosas y para los canteranos del club a los que se les descontará un 20% del precio total del abono.

El lema de esta campaña es “El balonmano… no es solo balonmano” y con él, el club quiere llegar a más aficionados apelando a la ilusión, a la pasión y al esfuerzo de la afición y de los jugadores. 
Esta campaña de abonados tendrá dos fases, la primera, que se inicia precisamente este miércoles 11 de julio y finalizará el 22 de julio. En ella, los socios podrán realizar sus renovaciones de abonos, desde las oficinas del club o desde la página web oficial. La segunda fase será la de altas y cambios de localidades para los socios, que se iniciará el día 23 de julio, también se podrá tramitar desde la web o desde las oficinas. 

Según Mario Arranz “el club tiene como objetivo llegar a los 2000 abonados  o como mínimo recuperarse a niveles de la temporada 2016/2017”. El máximo directivo del club también se encargó en remarcar que “el número de espectadores de media en la temporada pasada en Huerta del Rey fue el más alto de toda la liga Asobal”

Durante la presentación, el presidente fue preguntado por la situación del extremo Fernando Hernández.” La recuperación no ha sido todo lo buena que se esperaba y es probable que no pueda empezar la pretemporada, prevista para el 30 de julio” comentó el presidente. “Se están buscando algunas opciones para poder cubrir ese hueco, en el caso de que Fernando Hernández no pueda incorporarse al equipo, pero no se hará ninguna locura, ya que el objetivo es esperar hasta el final para ver su evolución y, si tuviera que venir alguien nuevo, será de la casa o vinculado a ella” añadió Mariano Arranz. El vallisoletano, de 45 años, se lesionó la pasada temporada de un hombro que lleva arrastrando problemas desde hace tiempo. El club está pensando en rescindir el contrato del extremo vallisoletano si el cuerpo técnico decide fichar a otro jugador para suplir su baja.