Balonmano  |  Atletico Valladolid
El Recoletas Atlético Valladolid y el Centro Penitenciario de Valladolid han llegado a un acuerdo para unir sus fuerzas y trabajar para que el deporte del balonmano continúe siendo una vía de reinserción social. 

El Centro Penitenciario de Valladolid y el Recoletas Atlético Valladolid, unidos por el balonmano

Con este acuerdo el club dará soporte al equipo del Centro Penitenciario para que pueda participar en la competición de Primera División Provincial de Valladolid. Además, el jugador internacional Fernando Hernández se hará cargo de la parcela técnica del equipo y entrenará a la plantilla dos días a la semana en el propio centro penitenciario. El acuerdo permite también la ayuda y colaboración de la Fundación Michelín, que será la encargada de soportar parte del coste económico necesario para llevar a cabo esta actividad.

El equipo del Centro Penitenciario de Valladolid podrá de la mano del Recoletas Atlético Valladolid volver a competir en la Primera División Provincial de balonmano masculino. El conjunto cuenta con cinco años de existencia y está formado por una veintena de internos, la mayoría de los cuales participan en la competición desde sus comienzos. El equipo deberá disputar todos sus partidos en el propio centro penitenciario.

Carlos Blanco, Director del Centro Penitenciario de Valladolid, valora así este acuerdo: “Para la Prisión era muy importante dar continuidad a esta actividad. Nos ha costado mucho, y gracias al Recoletas Atlético Valladolid y a la Fundación Michelin hemos conseguido algo que en junio lo veíamos casi perdido. Para nosotros era importante mantener el equipo, ya que a veces la reinserción no sólo se realiza en las aulas. También en la cancha se modelan conductas y se consiguen objetivos a nivel terapéutico. Y por otro lado, el balonmano no solo consigue objetivos a nivel individual si no que para la prisión es un aliciente el hecho de que cada semana venga gente de la calle a jugar los partidos. Nos trae aire fresco. Para los internos, las dos horas de partido les hace continuar unidos a la sociedad, como si estuvieran en cualquier pabellón de la ciudad”.

De este modo, el Recoletas Atlético Valladolid continúa ampliando su programa de actividades de Responsabilidad Social Corporativa, una tarea en la que el club se ha implicado desde hace ya dos temporadas. El presidente del club, Mario Arranz, valoró esta nueva iniciativa social y deportiva que lleva a cabo el conjunto de balonmano vallisoletano: “Con este acuerdo ampliamos el ámbito de nuestras actividades sociales a un nuevo espectro como es la reinserción de reclusos, y lo hacemos además de la mano de Fernando Hernández, al cual continuamos ayudando en todo lo posible, y de la Fundación Michelín, que se involucra en este proyecto para conseguir que sea posible”.