Nenad Bilbija es agarrado por los jugadores helenos. FOTO: Jonathan González
Nenad Bilbija es agarrado por los jugadores helenos. FOTO: Jonathan González
Nenad Bilbija es agarrado por los jugadores helenos. FOTO: Jonathan González
Balonmano

38-19: El Pevafersa Valladolid vuelve a "entrenar" con el Paok

21 de Noviembre de 2009
Imagen de sgarcia
Escrito por
Sara García

Hace poco más de una semana el Pevafersa Valladolid comprobó porqué el Paok de Salónica era la cenicienta del grupo europeo. Con una buena primera parte de los vallisoletanos en Grecia fue suficiente para ganar por diez goles de diferencia, aunque la renta hubiera sido de escándalo si los de Pastor no hubieran levantado el pie del acelerador tras el descanso.


Una historia que, pese a ser conocida por ambas partes, se repitió en la entrega de este sábado en Huerta del Rey. La diferencia es que en esta ocasión, ni siquiera el Valladolid tuvo que acelerar en los primeros minutos. Los errores de los helenos fueron el impulso que necesitaba un cuadro local que, todo hay que decirlo, salió desenchufado.


Un poco de intensidad defensiva, un poco más de velocidad, algo de fortuna y, sobre todo, la inocencia del Paok fueron suficientes para que la diferencia fuera aumentanto durante toda la primera parte sin que casi nadie se diera cuenta. Era el partido soñado para Pastor, que ya había advertido en la previa que era necesario ganar, lograr una importante diferencia de goles, pero también no quemar las naves innecesariamente. Y es que la rotación del banquillo no hizo menguar la renta durante los primeros treinta minutos (16-9).


En Grecia el segundo tiempo fue casi una sucesión de despropósitos. En Valladolid, sin embargo, los de Pastor quisieron dejar buen sabor de boca. Hombres menos habituales y en algunos casos cuestionados como Victor Hugo o Krivokapic, tuvieron también su oportunidad para aumentar su cuenta y convencer en defensa. Así las cosas, la diferencia se situó enseguida en la decena de goles para desesperación de los griegos (24-13, min. 42).


Y llegaron entonces los mejores minutos vallisoletanos, con un conjunto heleno que tiró la toalla, lo que permitía buenas recuperaciones y rápidos contraataques de los locales (30-15, min. 48). De hecho, Pastor no necesitó de los teóricos titulares para un segundo tiempo que fue otro "entrenamiento " del Pevafersa ante el Paok.



FICHA TECNICA


Pevafersa Valladolid: Sierra, Asier (3), Rentero (3), Martínez (2), Gurbindo (1), Entrerríos (1), Bilbija (2) -siete inicial-, Svensson, Avila (-), Perales (6), Porras (1), Scurek (2), Tvedten (4), Víctor Hugo (5), Krivokapic (3) y Milosavljecvic (5).


Paok Salónica: Jan, Misyrlis (1), Palaskas (-), Saoulidis (-), Kokonis (3), Petridis I. (2), Petridis T.  (-), Naoumidis (-), Tsakiris (3), Evangelidis (4), Sevastidis (1), Grubanov (1), Riganas (4), Chatzigiannidis y Gourgoumis.


Parciales: 4-0, 6-3, 10-7, 14-8, 16-9, 19-10, 23-12, 26-13, 31-16, 35-18 y 38-19.


Arbitros: Veber y Pangerc (Eslovenia). Excluyeron dos minutos a Scurek y Asier Antonio (tres veces), por el Valladolid, y a Kokonis (tres  veces), por el Paok.


Incidencias: Liga de Campeones, Huerta del Rey.