FOTOS: Mariano González
Balonmano  |  Asobal
Los de Pisonero van de menos a más ante Benidorm y cuajan un gran final del primer acto y una segunda parte para enmarcar.

32-20: El Recoletas Atlético Valladolid aprende a reaccionar

7 de Octubre de 2018
Escrito por
Javier

Victoria coral del Atlético Valladolid ante un Benidorm que fue de más a menos. Los pucelanos cuajaron un gran final de primera parte que culminaron con un segundo acto para enmarcar.

Atascados. Así salieron los pupilos de David Pisonero al parqué de Huerta del Rey en su choque ante Benidorm. Un parcial de 0-4 obligó al técnico pucelano a pedir un tiempo muerto cuando apenas se habían disputado seis minutos de juego y es que ni el cinco uno defensivo con Miguel Camino como avanzado ni el ataque en estático funcionaban en las filas locales. Con Jorge Serrano lesionado –uno de los máximos artilleros del Atlético Valladolid- las obligaciones de cara a puerta recaían en varios jugadores que no encontraban el hueco en la bien formada defensa alicantina.

Jugadores que no veían puerta, en gran medida, por la estelar actuación del meta visitante Leonardo Vial que en apenas diez minutos había tenido 5 intervenciones positivas. Hasta el diez de juego los locales no inauguraron el marcador merced a unos siete metros transformados por Nicolás López. Desquiciados con alguna decisión arbitral, los locales no acababan de entrar en el partido y Benidorm mantenían una renta de tres-cuatro goles. Una ventaja que incluso llegó a aumentarse gracias a los rápidos contragolpes que permitían los gladiadores pucelanos.

Valladolid sobrevivía por los tantos de Diego Camino desde el doble penalti lo que permitía a los locales seguir vivos en un partido donde no estaban encontrando la manera de hacer daño a Benidorm y donde no parecían tener las ideas claras tanto en defensa como en ataque. Pese a ello, los visitantes entraron en los últimos cinco minutos de la primera mitad con dos tantos de ventaja (10-12).

Con el choque igualado gracias a un arreón final de los locales por medio de Camino y de Serdio, se llegaba al descanso (12-12) con muchos deberes para los pupilos de David Pisonero para el segundo acto si querían quedarse con los dos puntos. Y el huracán vallisoletano siguió tras el paso de vestuarios con un segundo acto para enmarcar, donde Benidorm estuvo en completo shock a merced del dominio pucelano, y acabaron tirando la toalla a diez para el final tras un parcial de 11-0 a favor de los locales.

Los gladiadores pucelanos no bajaron el pistón y siguieron derribando a sus rivales una y otra vez hasta alcanzar los diez de ventaja con un juego más dinámico, rápido y sin los errores del primer acto que dieron a los pucelanos una nueva victoria con la que suman ya 7 puntos.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid: César Pérez (portero, 12 paradas), Nico López (-), Adrián Fernández (4), Roberto Pérez (-), Gastón Mouriño (2), Miguel Camino (1), Manu García (3) -siete inicial- Carlos Calle (portero), Abel Serdio (4), Víctor Rodríguez (1), Diego Camino (9, 5p), Héctor González (-), Roberto Turrado (2), Dani Pérez (1), Rubén Río (4), Miguel Martínez (1)

BM Benidorm: Leonardo Vital (portero, 14 paradas), Gonzalo Porras (2), Pablo Simonet (3), Jorge Luis Paván (3), Gianluca Dapiran (3), Álvaro Cabanas (3, 2p), Victor Skillhammar (-) –siete inicial- Rubén Marchán (1), Ángel Jesús Rivero (1), Noelvis Robles (-), Carlos Grau (2), Mikhail Revin (1), José Antonio Calderón (1), Mile Mijuskovic (portero) e Iván Rodríguez (-).

Parciales cada 5 minutos: 0-2 / 0-4 / 4-7 / 9-12 / 12-12 (descanso) 16-12, 20-14, 24-17, 25-17, 28-18, 32-20

Árbitros: José Carlos Friera y Jesús Álvarez excluyeron a Víctor Rodríguez (9'), Rubén Marchán (9'), Mikhail Revin (10'), Gastón Mouriño (12'), Gianluca Dapiran (26'), Jorge Luis Paván (31', 37'), Pablo Simonet (41'), Roberto Pérez (48'), Héctor González (58')