FOTO: VD
Balonmano  |  Atlético Valladolid LIGA SACYR ASOBAL
Los gladiadores azules compitieron durante muchos minutos en el histórico Artaleku ante un rival superior físicamente, que finalmente no les dio opciones de victoria. Sin embargo, el recoletas logró ir por delante en algunos tramos de la primera mitad

31 - 24 El Recoletas Atlético Valladolid cae con buenas sensaciones en Artaleku ante Bidasoa Irún

10 de Abril de 2021

El Recoletas cayó en el mítico Artaleku ante el Bidasoa Irún en un partido que los locales dominaron a partir del minuto 15 y ofrecieron pocas opciones de puntuar a los vallisoletanos, que no fueron ni una sola vez a lanzar desde los 7 metros en todo el encuentro. Tras una sólida primera mitad del Recoletas, los guipuzcoanos con una primera línea demoledora basada en el trío Azkue-De la Salud-Salinas y muy solventes desde el pivote con Aguinagalde e Iker Serrano, a la par que superiores en la parcela física, echaron por tierra las ilusiones de los visitantes que siempre pelearon e intentaron competir un choque de enorme exigencia. 

Buena primera parte del Recoletas que fue de alto ritmo anotador y comenzó con un esperanzador 0-2, gracias a los goles de Miguel Martínez y Dani Pérez. Pero Bidasoa no quería sustos y al paso por el minuto 5 ya había dado la vuelta al choque, 3-2, aprovechando la exclusión de Nico López. Aún así, los gladiadores azules no querían darse por vencidos y nuevamente en dos ocasiones tomarían la delantera. La primera por 4-5 min.8, tras un gol del máximo artillero Asobal, Jorge Serrano, y la segunda después de encontrar la conexión con el pivote Ander Ugarte, 6-7 min.12. Pero los locales, basando su juego ofensivo en su potente primera línea liderada por Salinas, Jon Azkue y De la Salud, dieron un nuevo tirón 11-8 min.18. Aunque los pucelanos trabajaron para reducir la ventaja del Bidasoa a partir de se momento y en algunos tramos lo consiguieron, el conjunto irundarra mantuvo la ventaja de 3 al intermedio, 17-14.

En el inicio del segundo periodo, los de Jacobo Cuétara conseguían aumentar su renta hasta el 20-15 superado el minuto 35 con el chileno Rodrigo Salinas de estilete. El Recoletas por su parte intentaba agarrarse al encuentro pero no estaba acertado, penalizado por precipitación y errores y minutos después los irundarras lograban irse de 7 goles. Después de un tanto de Roberto Pérez Bidasoa perdía consecutivamente por exclusión a Racotea y Cavero, circunstancia aprovechada por el Recoletas para reaccionar con un buen trabajo defensivo y redondear un parcial de 0-3, 23-19, que fue contestado rápidamente por el Bidasoa hasta lograr su máxima ventaja de 8 tantos en el choque, 28-20, a 10 minutos para el final. Con ello, los locales pusieron ya imposible el reto de puntuar en Artaleku para un Recoletas, que acabó cayendo 31-24.

FICHA TÉCNICA

Bidasoa Irún (31): Xoan Ledo (portero, 11 paradas), Iñaki Cavero (1),  Dan-Emil Racotea (1), Mikel Zabala (1), Thomas Tesoriere (-), Julen Aguinagalde (1), Nicolás Bonanno (1) - 7 inicial -  Iker Serrano (4), José Manuel Sierra (portero, 4 paradas), Adrián Crowley (2), Sergio De la Salud (7, 2p), (-), Jon Azkue (5, 1p), Matheus Da Silva (1), Gorka Nieto (-), Rodrigo Salinas (7).
Recoletas Atlético Valladolid (24): Carlos Calle (portero, 2 paradas), Nico López (1), Ander Ugarte (4), Dani Pérez (2), Adrián Fernández (2), Jorge Serrano (5), Miguel Martínez (4) - 7 inicial - César Pérez (portero, 3 paradas), Diego Camino (1), Arthur Patrianova (-), Roberto Pérez (1), Álvaro Martínez (-), Víctor Rodríguez (1), Miguel Camino (3), Manu García (-), Nico García (-).
Parciales cada 5 minutos: 2-2;5-5;8-7;12-9;14-12;17-14 -descanso- 19-15;20-16;23-18;27-20;29-22;31-24.
Árbitros: Sergio Rodríguez Estévez y Andrés Rosendo López. Excluyeron por 2 minutos a Iker Serrano (min.20), Thomas Tesoriere (min.41), Dan-Emil Racotea (min.44) e Iñaki Cavero (min.44) del Bidasoa Irún y a Nico López (min.3), Miguel Martínez (min.42) por el Recoletas Atlético Valladolid.
Pabellón: Polideportivo Artaleku (Irún, Guipúzcoa), jornada 27 Liga Sacyr Asobal, partido disputado a puerta cerrada.