FOTOS: Mariano González
Balonmano  |  Atletico Valladolid
Los gladiadores azules culminan su campaña con sabor agridulce tras caer en el derbi autonómico, ante un rival muy fuerte en defensa y eficaz en ataque, que apenas dio opciones a los locales

29-36: El Recoletas Atlético Valladolid cierra la temporada con derrota en el derbi ante el Abanca Ademar León 

20 de Mayo de 2018

El Recoletas Atlético Valladolid cerró la temporada con una dolorosa derrota en Huerta del Rey ante el Abanca Ademar León (29-36). Un último tropiezo en el derbi autonómico que deja finalmente a los gladiadores azules en la novena plaza de la Liga Asobal con 28 puntos, después de 13 victorias, 2 empates y 15 derrotas. Un balance positivo para la segunda temporada del club en la máxima categoría pero que concluye con un agridulce sabor de boca.

La derrota en el derbi ante Ademar no debe empañar la gran temporada realizada por los gladiadores azules, que igualan su récord de puntos en Asobal y se mantienen en la élite del balonmano nacional. Lástima de este tropiezo que les arrebata el octavo puesto, que finalmente se lo queda el Quabit Guadalajara. 

Por su parte, el triunfo de Ademar León le permite terminar segundo y certificar su billete para la EHF Champions League. Un Ademar que estuvo acompañado por un nutrido grupo de aficionados que permitió registrar la mejor entrada de la temporada en Huerta del Rey con 3.213 espectadores.

Fue un choque emotivo por la despedida de tres jugadores del Recoletas Atlético Valladolid: Javi Díaz, Alex Garza y Gonzalo Viscovich, este último abandona el balonmano después de disputar sus últimas cuatro temporadas con los gladiadores azules.

El Recoletas Atlético Valladolid tuvo pocas opciones de ganar hoy en Huerta del Rey ante un Abanca Ademar León muy poderoso en defensa y eficaz en ataque. Los vallisoletanos aguantaron 20 minutos (11-10) y luego se fueron deshinchando ante la fortaleza física de la defensa leonesa y un ataque liderado por Alex Costoya, el jugador más brillante y de más calidad de su plantilla. De sus manos se gestó el parcial de 0-5 que rompió el choque en el minuto 25 (11-15), una diferencia que ya fue imposible remontar.

Los vallisoletanos lo intentaron después, pero siempre fueron a remolque y ya con el ritmo y las sensaciones controladas por el Ademar. Brillaron más que nunca dos jugadores: Adrián Fernández (7 goles) y Rubén Río (10 goles), que firmó su tope goleador en Liga Asobal. Jorge Serrano se destapó como especialista en penaltis (6 de 6) pero el resto no tuvo su día y no acompañó en un duro partido, ante un rival que cerró las puertas en defensa (los vallisoletanos lanzaron 40 disparos, por 51 de Ademar) y que apenas dio opciones.

Es verdad que el Recoletas Atlético Valladolid plantó cara al Ademar en un inicio fulgurante, con muchos goles y alternativas, intercalando diferencias de un gol para uno y otro. Los de David Pisonero salieron muy concentrados en ataque, sin errores ni pérdidas y con Adrián Fernández y Rubén Río muy acertados anotando 4 goles cada uno en los primeros 18 minutos. 

Así se llegó a un 11-10 a favor de los locales (minuto 19), un punto de inflexión en el partido. El Ademar apretó mucho más en defensa y maniató la primera línea de los gladiadores azules, que se estrellaron en un muro durante varios minutos. Además, Alex Costoya, Sebas Simonet y Federico Vieyra castigaron a los vallisoletanos anotando con más facilidad ahora desde el exterior. Tras un parcial de 0-5 el marcador dio un vuelco (11-15) y el encuentro se hizo cuesta arriba para los locales.

Los leoneses, en ese momento, también pudieron correr sus primeros contraataques y se encontraron entonces más cómodos dominando el ritmo y el marcador (12-17, minuto 28). Ni siquiera una doble superioridad permitió al Recoletas acercarse algo al final del primer tiempo (13-19).

Un 2-0 de parcial inicial en la segunda mitad dio esperanzas al Recoletas Atlético Valladolid (15-19), pero la defensa de Ademar, las paradas de Cupara y, sobre todo, el gran acierto ofensivo de los leoneses devolvieron la ventaja a los visitantes, que alcanzó entonces la mayor diferencia (15-23, minuto 35).

Entró el partido en una fase de intercambio de goles que no benefició a los gladiadores azules. Los goles, de nuevo, de Rubén Río y Adrián Fernández sirvieron para recortar distancias (21-26, minuto 44), pero no era suficiente y los visitantes siguieron controlando el encuentro. En esos momentos surgió de nuevo la figura de Alex Costoya y de Cupara, o incluso Vieyra en defensa. También se aprovechó de la situación de descontrol el extremo Mario López (9 goles) que fue el que terminó por finiquitar el choque a favor del Ademar (29-36) en unos minutos finales ya sin nada en juego.

FICHA TÉCNICA
Recoletas Atlético Valladolid (29): César Pérez (portero), Nico López (-), Alex Garza (1), Rubén Río (10), Gonzalo Viscovich (1), Jorge Serrano (6, 6p), Víctor Rodríguez (-) -siete inicial-Héctor González (-), Roberto Turrado (-), Roberto Pérez (-), Diego Camino (1), Adrián Fernández (7), Abel Serdio (3), Miguel Martínez (-), Miguel Camino (-) y Javi Díaz (portero).
Abanca Ademar León (36): Ignacio Biosca (portero), Mario López (9), Sebastian Simonet (3), Juanín García (3), Federico Vieyra (3), Zivan Pesic (1), Alejandro Costoya (6) -siete inicial- Vladimir Cupara (1), Predrag Vejin (-), Gonzalo Carou (1), Rodrigo Pérez (-), Diego Piñeiro (3), David Fernández (1), Jaime Fernández (2), Acacio Marques (-), Gonzalo Pérez Arce (3)
Parciales cada 5 minutos: 4-3, 6-6, 9-9, 11-11, 11-14, 13-19 -descanso- 15-22, 17-23, 21-27, 23-29, 27-32, 29-36
Árbitros: Antonio Martín Franco y José Luis Fernández Fernández. Excluyeron a Zivan Pesic (11’), David Fernández (27’), Gonzalo Pérez (29’), Rodrigo Pérez (46’), Gonzalo Carou (57’).
Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). Partido de la 30ª jornada de Liga Asobal. 3.213 espectadores.

DECLARACIONES DE DAVID PISONERO
“Un partido en el que nos ha salido todo al revés, no hemos tenido acierto, aunque empezamos compitiendo bien, finos, atacando fluidos, defendiendo bien, han entrado los balones, todo perfecto… Pero luego hemos cometido varios errores en ataque, hemos tenido un parcial malo, que es algo que puede pasar, pero te sacan del partido y este es un rival que con 4 o 5 goles de ventaja juegan muy fácil”.

“La segunda parte casi ha sobrado, no conseguimos engancharnos y no conseguimos el objetivo que era competir. Nos vamos tristes porque no nos merecíamos esta guinda final. Este será el punto de comienzo para la próxima temporada”.

Es lo que hay, unas veces estamos acertados unos y en otras no. Ha coincidido así.
La verdad es que nos han hecho daño dos veces al final de la primera parte, con un error cuando teníamos doble superioridad y con el último gol antes del descanso, que anímicamente no ha sido bueno”.

“Hemos intentado muchas cosas en la segunda parte. Hemos jugado siete en algunas situaciones, intentando ir a por el partido, con minutos de calidad, hemos cambiado muchas cosas… con dos pivotes, probado otra serie de cosas, de hecho no estábamos excesivamente mal, pero no hemos tenido ni acierto ni fortuna para remontar. Pero los extremos no han estado acertados, tampoco la portería, no ha habido continuidad… El que rompe el partido es Costoya, es el que toma el mando y decide en la primera parte, y cuando nos acercábamos en la segunda también ha vuelto a romper el partido. También su portería ha marcado la diferencia”.

“Al final cerramos la temporada con el noven puesto, igualando los puntos del año pasado, pero este partido no es buena guinda para esta segunda vuelta”.

DESPEDIDA A JAVI DÍAZ, ALEX GARZA Y GONZALO VISCOVICH
El último partido de la temporada también sirvió para despedir a los tres jugadores que no continuarán el próximo año en Valladolid: Javi Díaz, Alex Garza y Gonzalo Viscovich. El portero Javi Díaz disputó su último partido con el Recoletas Atlético Valladolid y recibió un gran aplauso de la afición pero fue mucho más especial para Alex Garza y Gonzalo Viscovich, que dejan el balonmano profesional. Ambos salieron acompañados a la pista por sus familias y recibieron el homenaje del club, de su familia y del público de Huerta del Rey, que despidió a los dos con una ovación.

También hubo homenaje a los dos árbitros del partido, Antonio Martín Franco y José Luis Fernández Fernández, por parte de la Federación Española de Balonmano y la Federación de Castilla y León de Balonmano, ya que ambos se retiran del arbitraje y este fue su último partido como jueces.

Por último, este último partido liguero se completó con un partido de exhibición de balonmano en silla de ruedas. Un encuentro que se disputó en el descanso con los jugadores de la Escuela de Balonmano Adaptado de Inclusport Castilla y León, uno de los primeros equipos de España de este deporte.