FOTOS: Mariano González
Balonmano  |  Atletico Valladolid
Los gladiadores azules firmaron un gran partido ante uno de los rivales más duros de la Asobal. El empate deja abierta la resolución hasta el encuentro de vuelta, el sábado en Irún

28 - 28 Eliminatoria abierta tras el empate del Recoletas Atlético Valladolid ante el Bidasoa Irún 

20 de Diciembre de 2018

El Recoletas Atlético Valladolid y el Bidasoa Irún dejaron para el partido de vuelta la eliminatoria de tercera ronda de la Copa del Rey. El empate en Huerta del Rey (28-28) no sirvió a nadie pero los aficionados sí disfrutaron de un bonito partido, con emoción, y con los gladiadores azules jugando de tú a tú con uno de los equipo más en forma de la Asobal. 

Los vallisoletanos dejaron una sensación bien diferente de los últimos partidos en casa. Los de David Pisonero salieron a la pista enchufados, llevaron la voz cantante en muchos tramos del choque, crearon lanzamientos en ataque y defendieron al máximo desde el inicio. Solo los errores en lanzamientos, con varios postes, y varias pérdidas en pases, lastraron a un Recoletas Atlético Valladolid muy serio, concentrado y con un máximo nivel competitivo.

El empate deja pendiente la eliminatoria de Copa del Rey, que se resolverá en Irún el próximo sábado (19.00 horas), pero el Recoletas ya ha demostrado que está a un gran nivel y que podrá competir ante el Bidasoa Irún en un choque que se antoja de nuevo igualado y emocionante.

SENSACIONES POSITIVAS
El Recoletas Atlético Valladolid olvidó su miedo escénico y se mostró mucho más centrado, regular y sin fisuras que en partidos anteriores en casa. Los vallisoletanos salieron con una defensa 6-0 que mantuvieron toda la primera parte y durante muchos minutos de la segunda. Pisonero colocó de inicio en defensa a Abel Serdio, Nico López, Héctor González y Rubén Río para aprovechar su doble función ataque-defensa y cumplieron con éxito (8-6, minuto 12) pese a que el Bidasoa Irún hizo mucho daño con su pivote, Iker Serrano. 

Pero varios ataques errados de los locales permitió al Bidasoa Irún dar la vuelta al marcador (9-12, minuto 17) con un parcial fulgurante de 1-6. Sin embargo, el tiempo muerto de Pisonero sirvió para ajustar la defensa y, sobre todo, dar otro giro ofensivo. Fue el momento para Adrián y Víctor, que sacaron petróleo de su conexión en ataque. También Manu García desde el extremo se mostró muy acertado y el Recoletas remontó (13-13, minuto 24).

En los minutos finales antes del descanso, los vallisoletanos aguantaron una exclusión y después sacaron beneficio de una superioridad para marcharse a vestuarios con ventaja (16-14).

Las sensaciones positivas de los gladiadores azules se mantuvieron en el inicio de la segunda mitad. La ventaja se amplió hasta los 3 goles (22-19, minuto 40), con buenos minutos en defensa y acierto en ataque. Sin embargo, los vallisoletanos se atascaron después con varios errores en pases y algún lanzamiento claro errado, pese a que los locales seguían creando ocasiones con claridad. Los de Pisonero solo anotaron 2 goles en estos diez minutos (24-24, minuto 50), pero aguantaron gracias al gran trabajo en defensa.

Con esta situación, con un ritmo más pausado y más tiempo gastado en ataques, el Bidasoa Irún se encontró más cómodo y dos goles consecutivos fáciles de Iñaki Cavero cambiaron el sino del encuentro (25-26, minuto 53), ya que el equilibrio fue la nota predominante hasta el final. El tiempo muerto del Recoletas Atlético Valladolid sirvió para que los locales apostaran por una defensa 5-1 con Turrado adelantado para intentar romper los largos ataques del Bidasoa Irún. Funcionó pero los fallos continuaron con dos postes más en lanzamientos.

Azkue anotó el 27-28 a falta de un minuto, un tiempo que el Recoletas supo jugar con inteligencia y valentía. El partido abocó de nuevo a una jugada final, en la que esta vez fue Diego Camino el que anotó el gol que empataba el choque (28-28).

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, valoraba así el encuentro: 

“Me ha gustado porque la plantilla se ha dejado todo, se han mostrado como un equipo, solidario, todos los valores que veníamos reclamando ver aquí. Además, hemos visto un partido precioso y vibrante. La afición de aquí entiende y creo que hoy se ha entretenido”.

“Hemos visto la cara del equipo que vemos fuera, hacemos ocasiones de gol, el equipo llegue. En la segunda parte, durante diez minutos, ha habido errores de lanzamientos, con dos pérdidas, pero llegando a situaciones de gol que nos podían haber impulsado para romper el partido. Les hemos visto de otra manera, más fluido sobre todo en defensa, más compuesto con los dos sistemas defensivos. Al final la eliminatoria está abierta, la llevamos para allá, que era lo que consistía, y hemos competido sin complejos ni ataduras que es lo que se nos da bien”.

FICHA TÉCNICA
Recoletas Atlético Valladolid (28): Diego Camino (4, 1p), Nico López (1), Héctor González (1), Roberto Turrado (-), Dani Pérez (2), Adrián Fernández (1), Rubén Río (3), César Pérez (portero, 13 paradas), Carlos Calle (portero), Abel Serdio (7), Miguel Martínez (-), Roberto Pérez (-), Gastón Mouriño (-), Miguel Camino (1), Manu García (5), Víctor Rodríguez (3).
Siete inicial: César Pérez, Nico López, Héctor, Dani Pérez, Río, Serdio y Manu García.
Bidasoa Irún (28): Rangel Luan Da Rosa (portero), Iñaki Cavero (7, 1p), Adrián Crowley (2, 1p), Mikel Zabala (-), Iñigo Aldaba (1), Iker Serrano (6), Xoan Manuel Ledó (portero), Esteban Salinas (3), Paco Barthe (2), Sergio de la Salud (3), Leo Renaud (1), Jon Azkue (3), Thomas Tesoriere (-)
Siete inicial: Ledo, Cavero, Zabala, Serrano, De la Salud, Renaud y Azkue
Parciales cada 5 minutos: 2-3, 6-5, 8-9, 10-12, 13-13, 16-14 -descanso- 20-17, 22-19, 23-21, 25-24, 26-26, 28-28
Árbitros: Alberto Macías y Ernesto Ruiz. Excluyeron a Roberto Turrado (24’), Paco Barthe (27’). Iñaki Cavero (35’)
Pabellón: Polideportivo Huerta del Rey. Partido de ida de la 3ª eliminatoria de Copa del Rey. 1.900 espectadores.