FOTOS: Mariano González
Balonmano  |  Atlético Valladolid

26 - 24 Victoria pasional del Recoletas Atlético Valladolid en el derbi ante Viveros Herol BM Nava 

10 de Febrero de 2020

El Recoletas Atlético Valladolid sumó su primera victoria de la segunda vuelta en su regreso a la Liga Sacyr ASOBAL ante el Viveros Herol BM Nava (26-24), un derbi que cumplió con lo que prometía: emoción, igualdad y mucha tensión y pasión. Los gladiadores azules se llevaron dos puntos vitales ante un rival directo, y con 14 en el casillero escalan a la séptima plaza, su mejor posición esta temporada. 

El choque contó con una gran presencia de aficionados en la grada, beneficiado por la afluencia de seguidores de Nava de la Asunción y el horario matinal de domingo. Ninguno quedó decepcionado de un encuentro enormemente emocional, con juego poco vistoso, mucha defensa, mucho ritmo y con una gran intensidad. 

El triunfo del Recoletas se resolvió en los cuatro minutos finales, cuando fue capaz de remontar un 23-34 en contra gracias a sus acciones defensivas y el acierto de Miguel Martínez, Jorge Serrano y Robin Dourte. Un desenlace con suspense que parecía imposible en la primera parte, cuando los de David Pisonero llegaron a ir ganando por 13-9 en el minuto 26. Pero el BM Nava no se rindió, dio la vuelta al marcador y puso contra las cuerdas a los vallisoletanos durante mucho minutos. Los de Dani Gordo llevaron la iniciativa y dominaron en la segunda parte, salvo esos minutos decisivos que marcaron el devenir del choque.

La primera parte fue del Recoletas Atlético Valladolid. Bien en defensa, muy directo, incisivo y atrevido en ataque, con un ritmo altísimo que pudo imponer a su rival durante toda la mitad del partido (9-7, minuto 14). En esta dinámica se mueve como pez en el agua Diego Camino, más listo que nadie y capaz de desequilibrar cualquier defensa. Gran actuación la suya con 6 goles en el partido. Su compañero en el central, Adrián Fernández, tuvo en sus manos un penalti para subir a 5 goles la diferencia (13-9, minuto 26), pero erró. Además, el Recoletas sufrió dos exclusiones seguidas, y el Viveros Herol BM Nava lo aprovechó para acercarse al descanso (13-11).

En la primera mitad la afición ya pudo ver que los penaltis marcarían la diferencia en el partido. Los vallisoletanos lanzaron hasta 9 lanzamientos de 7 metros (anotaron 5) mientras que el BM Nava lanzó 7 y anotó 6. Por suerte para los locales, al final no tuvieron necesidad de acordarse de esos cuatro penaltis errados.

Los 16 penaltis se produjeron porque en la pista saltaban chispas. Las defensas subieron mucho su nivel y con dos equipos a los que les gusta el uno contra uno e ir directos hacia portería el resultado fue este gran número de penaltis señalados y de exclusiones (diez en total). Yeray Lamariano detuvo 3 en la segunda parte, que ayudaron mucho a su equipo.

El BM Nava remontó la diferencia y se puso por delante por primera vez (15-16, minuto 38). Situación que ya no abandonó hasta los minutos finales. Al Recoletas le costaba marcar goles, los balones no llegaban al pivote, a cuentagotas a los extremos y tiraba de penaltis y de coraje. Los naveros hacían lo propio con su juego más individual, con Agustín Casado, Eduardo Fernández y Rodrigo Pérez como principales baluartes.

El Recoletas rotaba su banquillo, cambiaba cosas, pero no recuperaba. Y en el minuto 44 Arthur Patrianova fue expulsado con tarjeta roja directa. Jorge Serrano animó a los suyos con dos goles consecutivos (20-20, minuto 51), pero no era suficiente. 

Solo cuando el Recoletas pudo enlazar tres acciones defensivas positivas consecutivas el partido cayó de su lado.. Surgió entonces la figura de Miguel Martínez. Pisonero dio confianza y minutos al joven lateral y este respondió con dos golazos de carácter, de jugador de raza, fue sin miedo y con determinación. En uno de ellos provocó además la exclusión de Agustín Casado, en el minuto 56 (24-24), que fue también determinante ya que dejó a los suyos sin referente. Los gladiadores azules lograron otro par de buenas defensas y Jorge Serrano, recuperado ya para la causa con 6 goles hoy, y Robin Dourte, luchador pese a las dificultades en el pivote, cerraron la victoria con dos goles más, dejando ya el último minuto casi sin historia (26-24).

FICHA TÉCNICA
Recoletas Atlético Valladolid (26): Diego Camino (6, 2p), Nico López (-), Roberto Turrado (-), Dani Pérez (1), Adrián Fernández (2, 1p), Rubén Río (3, 2p), Carlos Calle (portero, 2 paradas), Arthur Patrianova (1), César Pérez (portero, 15 paradas), Miguel Martínez (2), Roberto Pérez (-), Robin Dourte (2), Jorge Serrano (4), Miguel Camino (2), Manu García (-), Víctor Rodríguez (3).
Viveros Herol BM Nava (24): Francisco Javier Bernabéu (1), Miguel L. Calado (-), Eduardo Fernández (2), Álvaro Seabra (2), Agustín Casado (6), Bruno Vírseda (1), Nicola D’Antino (4, 2p), Ernesto Sánchez (portero, 4 paradas), Carlos Villagrán (-), Rodrigo Pérez (6, 4p), Dario Ajo Martín (-), Andrés Alonso (-), Antonio Llopis (-), Yeray Lamariano (1, portero, 8 paradas), Adrián Rosales (1), Oleg Kisselev (-)
Parciales cada 5 minutos: 5-1, 6-4, 9-7, 10-8, 13-9, 13-11 -descanso- 14-14, 15-16, 16-17, 18-19, 23-23, 26-24
Árbitros: Sebastián Fernández Molina y Alberto Murillo Castro. Tarjeta roja a Arthur Patrianova (44’). Excluyeron dos minutos a Nico López (17’), Miguel Lucas Calado (19’), Adrián Fernández (27’), Roberto Turrado (29’), Miguel Camino (36’), Álvaro Seabra (40’), Oleg Kisselev (48’), Andrés Alonso (52’), Agustín Casado (56’).
Pabellón: Huerta del Rey (Valladolid). 16ª jornada de Liga Sacyr ASOBAL. 2.362 espectadores

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, valoró así el encuentro: “Un partido apasionante, donde cualquiera pudo ganar hasta el final, partido que venden mucho nuestro deporte.  Además, el equipo ha estado enganchado hasta el final, ha dado la cara siempre. Hemos visto un magnífico espectáculo, en un horario que también nos apasiona, con un pabellón lleno e intenso”.

“La primera parte estuvo controlada, jugando bien, defendiendo bien, pudiendo marcar una diferencia amplia con un buen arranque. Pero cuando nos pudimos ir a 4 o 5 goles se volvieron a meter en partido. Sin problemas defensivamente, con solo 11 goles encajados. Hemos llevado el partido donde queríamos, ya que sabíamos que iban a recurrir continuamente en el uno contra uno, donde tienen grandísimos fintadores”. 

“En la segunda parte hemos sufrido mucho, cansados, hemos rotado mucho el banquillo, no controlábamos esas fintas individuales, era difícil. Sabíamos que iba a ser muy complicado, Nava ha hecho una magnífica primera vuelta. Pero iniciar la segunda vuelta con una victoria era importante a cualquier precio, no era momento de lucirse ni de ver buen juego, sí de ponerse el mono de trabajo y ganar”.

“Estoy contento porque el equipo ha sido equipo. No tenemos grandes individualidades, y necesitamos a todos. Por ejemplo hoy Miguel Martínez nos saca el partido adelante, el chaval sale, cumple y da la cara. Ese es el trabajo del club, es maravilloso para nosotros y para la gente. Y César Pérez, que ya no es noticia, está cogiendo ese poso de primer portero que siempre le hemos pedido, pero os aseguro que Carlos Calle está a un gran nivel”.