Balonmano  |  Atletico Valladolid
Los gladiadores azules volvieron a mostrar su mejor juego colectivo, con una actuación coral brillante, y apabullaron desde el inicio a los gallegos. Quinta victoria de los vallisoletanos, la cuarta lejos de Huerta del Rey

25-31 El Recoletas Atlético Valladolid rompe su racha y se impone a domicilio al Condes de Albarei Teucro

2 de Diciembre de 2018

El Recoletas Atlético Valladolid consiguió vencer al Condes de Albarei Teucro (25-31) en Pontevedra y romper así su mala racha de derrotas. Un choque que los vallisoletanos dominaron desde el principio, alcanzando ventajas de hasta 8 goles, para llegar al final sin agobios y llevarse un triunfo tranquilizador que le permite alcanzar los 11 puntos y alejarse un poco más de los puestos de descenso.

Los de David Pisonero superaron su particular travesía en el desierto con partidos ante rivales de la parte alta de la tabla y de nuevo ante un equipo de su liga, tal y como explicaba el técnico en la previa, el Recoletas Atlético Valladolid mostró su mejor juego. Lo hicieron gracias a que todos los jugadores aportaron su granito de arena, como pedía el entrenador. La actuación coral de la plantilla y el reparto de tareas fue determinante. 

Destacaron como goleadores jugadores menos habituales como Héctor González (4 goles), Dani Pérez (4), Víctor Rodríguez (3), Miguel Camino (3) o Manu García (4) y a ellos se sumaron como siempre Abel Serdio (4), Diego Camino (2) y Adrián Fernández (3). De este modo, los gladiadores azules apabullaron a su rival con lo que mejor se sienten: con mucho ritmo y muchos goles, con las rotaciones funcionando y el banquillo al máximo nivel. Además, también su defensa brilló a gran altura.

Los gladiadores azules volvieron a ganar con su mejor cara y suman ya cinco victorias –cuatro de ellas a domicilio-, lo que les convierte en el segundo mejor equipo de la Asobal fuera de casa. Su próximo gran reto será ganar en Huerta del Rey, el próximo miércoles en ante el Ángel Ximénez Avia Puente Genil (20.30 horas).

DOMINIO DESDE EL INICIO
Tras unos primeros minutos de tanteo el Recoletas Atlético Valladolid tomó pronto una buena ventaja. Del 3-3 se paso a un 3-7 en el minuto 11, diferencia que se amplió hasta los seis goles (6-12, minuto 14) en los mejores momentos de los visitantes en la primera parte. Los gladiadores azules intentaron con éxito cambiar su habitual dinámica de juego dando más protagonismo al lanzamiento exterior y a la continuidad para los extremos. Destacaron en estos minutos como goleadores Dani Pérez y Manu García desde el extremo y Héctor González, Víctor Rodríguez y Roberto Pérez desde la primera línea.

Davor Cutura fue el único en el Condes de Albarei Teucro con replica y la ventaja del Recoletas se mantuvo hasta el final de la primera parte. Un gol de Turrado devolvió los seis goles de colchón a los vallisoletanos (8-14, minuto 25) y al descanso se marcharon con un positivo 10-16. La gran actuación coral del equipo, con el buen trabajo de jugadores menos habituales, fue clave para que el Recoletas Atlético Valladolid pudiera encarrilar el partido en una primera mitad excepcional en ataque y también en defensa.

Se mantuvieron firmes los de Pisonero tras el descanso y en cinco minutos alcanzaron su  máxima ventaja hasta el momento, ocho goles (11-19, minuto 35), después de dos tantos consecutivos de Abel Serdio desde el pivote.

Los vallisoletanos aguantaron el tirón de los gallegos, que con un parcial de 3-0 se acercaron y recortaron la ventaja (15-20, minuto 41). Pero los goles de Dani Pérez, Adrián y Héctor González rompieron esa posible remontada y devolvieron la tranquilidad a los vallisoletanos (16-23, minuto 45). 

El Teucro insistió sin éxito ante un rocoso Atlético Valladolid, que mantuvo su concentración hasta el final y de nuevo alcanzó los ocho goles de diferencia en el minuto 53 (20-28), dejando una recta final tranquila. Una doble exclusión de Rubén y Adrián dio al Teucro su última oportunidad pero la ventaja visitante ya era enorme (24-29, minuto 57) y el tiempo escaso. Dos goles más de Manu García dejaron el definitivo 25-31 en el marcador.

FICHA TÉCNICA
Condes de Albarei Teucro (25): Jorge G. Lloria (portero), Andrés Moyano (2), Natan Suárez (2), Juan Quintas (4), Jose Rial (1), Javier Santana (portero), Iván Fernández (-), Samuel Gómez (1), Davor Cutura (6), Carlos Gehrhardt (2), Guillermo Jose Fischer (-), Dani Hernández (2), Samuel Pereiro (1), Domingo Luis (2), Sergio Pérez (2).
Siete inicial: Natan Suárez, Rial, Santana, Iván Fernández, Cutura, Fischer y Domingo
Recoletas Atlético Valladolid (31): Diego Camino (2), Nico López (-), Héctor González (4), Roberto Turrado (1), Dani Pérez (4), Adrián Fernández (3), Rubén Río (2), César Pérez (portero), Carlos Calle (portero), Abel Serdio (4), Miguel Martínez (-), Roberto Pérez (1), Gastón Mouriño (-), Miguel Camino (3), Manu García (4), Víctor Rodríguez (3).
Siete inicial: Dani Pérez, Adrián, César Pérez, Abel Serdio, Roberto Pérez, Manu García y Víctor Rodríguez
Parciales cada 5 minutos: 2-2, 3-5, 5-10, 6-12, 8-14, 10-16 -descanso- 11-18, 14-20, 16-23, 19-25, 22-29, 25-31
Árbitros: Jordi Ausás y Miquel Florenza. Excluyeron a Domingo (3’), Adrián Fernández (26’, 54), Héctor González (45’), Daniel Hernández (46’), Rubén Río (55’).
Pabellón: Pabellón Municipal de Deportes (Pontevedra). 12ª Jornada de Liga Asobal. 760 espectadores.

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, valoraba así el encuentro: 
“Hoy nos ha tocados ser héroes, el otro día villanos. El deportes profesional es así, vive del presente y hoy hemos hecho un gran partido, con todos los jugadores cumpliendo su rol, muchos de ellos protagonistas y funcionando como una orquesta. Lo hemos hecho tan bien que parecía sencillo, pero es un triunfo complicado ante un rival muy duro, que venía de ganar y que no lo han puesto fácil. Pero todas la plantilla ha sabido interpretar bien el juego y hemos ganado sin agobios al final”.

“Sin embargo me preocupa mucho las dos caras que tiene el equipo, una en casa y otra lejos de Huerta del Rey. No podemos seguir siendo el segundo mejor equipo fuera de casa y uno de los peores en su propia pista. Es sintomático y hay que hacer algo para cambiar esta dinámica y volver a jugar y ganar ante nuestro público”.