FOTOS: Mariano González
Balonmano  |  Atletico Valladolid
Los gladiadores azules acariciaron el triunfo en la segunda jornada de la Liga Asobal pero Bidasoa Irún plantó cara con una durísima defensa 6-0 que incomodó a los vallisoletanos durante todo el choque 

24 . 24 El Recoletas Atlético Valladolid sufre para llevarse un punto en su estreno en Huerta del Rey

16 de Septiembre de 2018

El Recoletas Atlético Valladolid obtuvo un punto en su primer partido de la temporada Asobal en Huerta del Rey. Empató (24-24) ante Bidasoa Irún en un choque muy intenso, equilibrado y con opciones para que cualquier hubiera podido ganar. Sin embargo, los gladiadores azules terminaron con sabor agridulce porque tuvo las mejores ocasiones en las jugadas decisivas. Primero con un lanzamiento errado por Diego Camino y al final porque en el disparo último de Adrián Fernández, fallado, los árbitros no señalaron un posible golpe franco.

Los gladiadores azules sumaron su tercer punto en dos partidos. Un botín positivo antes de su enfrentamiento el miércoles ante el Barça Lassa. Pero quizá mereció más premio en un choque ante un rival durísimo, que planteó una defensa 6-0 muy cerrada que dejó sin la fluidez ofensiva habitual al Recoletas Atlético Valladolid.

Los de David Pisonero nunca estuvieron cómodos, no funcionó su continuidad a los extremos, que apenas lanzaron, y tampoco hubo lanzamiento exterior por lo que  los gladiadores se estrellaron contra una muralla una y otra vez. Además, tampoco tuvieron acierto en el lanzamiento, con cuatro penaltis fallados y numerosas pérdidas y errores en ataque. 

Pese a estas malas sensaciones, los gladiadores azules se mantuvieron en partido, remontaron un pésimo inicio e incluso llegaron a contar con tres goles de ventaja en la segunda parte (21-18). Pero Bidasoa se mostró como un rival de altura que se lo puso muy difícil a los locales pese a contar con tres ausencia de peso: Kauldi Odriozola, Adrián Crowley e Iñaki Cavero.

Ante una defensa tan cerrada, solo destacaron Adrián Fernández y Diego Camino, ambos con 5 goles. Y en defensa un brillante César Pérez, 14 paradas, y más fiable cada día. Además, Pisonero dio confianza a Miguel Martínez, que jugó minutos complicados, incluyendo el minuto final decisivo.

En la primera parte el Recoletas Atlético Valladolid no salió cómodo a la pista. Su juego ofensivo no estuvo igual de fluido que en la primera jornada ante un Bidasoa Irún muy férreo atrás, que no dejó espacios, obligó a los vallisoletanos a jugar por el centro y provocó muchos errores. Tampoco ayudaron en los primeros minutos los dos penaltis errados que paró el portero brasileño Rangel Luan, excepcional en los primeros 20 minutos, ni las continuas pérdidas, fallos en lanzamientos o faltas de ataque que señalaron a los locales. 

Atrás, Pisonero continuó apostando por la defensa 5-1 con Miguel Camino de avanzado, que funcionó bien, frenando el lanzamiento exterior de los visitantes, sobre todo a Rudy Seri (solo anotó 3 goles). Sin embargo, los problemas de los gladiadores esta vez estaban en ataque.

Bidasoa Irún dominó el marcador en este tramo (5-8, minuto 20), incluso alcanzado 4 goles de ventaja (3-7). El atasco de los gladiadores no se corrigió ni siquiera cuando tuvo varios minutos de superioridad, con tres exclusiones casi solapadas de Bidasoa (7-9, min 22).

La salida de Adrián Fernández comenzó a desatascar y dar un poco de fluidez a la ofensiva local. El central fue protagonista en la remontada, y después le ayudó Diego Camino, con el que compartió los minutos finales de la primera parte. El Recoletas Atlético Valladolid empató en el minuto 24 (9-9) y se puso por delante (10-9) con un gol del canterano Miguel Martínez, con minutos importantes en pista.

El panorama ya era distinto y ahora era el Recoletas el que estaba un poco más centrado, y también se contagió en defensa, con varias paradas de César Pérez, muy acertado en esos minutos. Los gladiadores azules se fueron al descanso con 13-11 y sensaciones más positivas.

Tres goles consecutivos de Leo Renaud y varias paradas de Rangel Luan y Xoan Ledó evitaron que el Recoletas Atlético Valladolid se escapara en el inicio de la segunda parte. Tuvo ocasión para tomar tres goles de ventaja pero Bidasoa Irún aguantó bien la mejoría ofensiva y la defensa 5-1 vallisoletanas (17-15, minuto 40). Las rotaciones no cambiaron la situación aunque un gol de contra de Gastón Mouriño tras robo dio la máxima diferencia al Recoletas Atlético Valladolid (21-18, minuto 47).

El tiempo muerto de Jacobo Cuétara aumentó el nivel defensivo del Bidasoa y los gladiadores volvieron a entrar en una fase crítica, sin fluidez de nuevo y sin poder anotar. Los visitantes remontaron para empatar el encuentro (22-22, minuto 50) y llegaron a poner por delante (22-23, minuto 52).

Dos goles de Diego Camino y Adrián Fernández devolvieron la ventaja a los vallisoletanos (24-23, minuto 56), pero Abel Serdio fue excluido en la siguiente jugada. Por fortuna, César Pérez detuvo dos lanzamientos consecutivos y desbarató la remontada visitante con un jugador más. 

Ya en el último minuto Diego Camino se jugó el triunfo en un lanzamiento que detuvo Rangel Luan. Rodrigo Salinas puso el empate (24-24) a falta de 18 segundos por jugarse y en la última acción del partido Adrián fue el que tomó la responsabilidad, penetró, dribló y se plantó solo ante Rangel, pero su lanzamiento no fue bueno. El banquillo local protestó porque los árbitros no señalaron un posible golpe a Adrián en el momento del lanzamiento decisivo. Al final empate (24-24).

FICHA TÉCNICA
Recoletas Atlético Valladolid (24): César Pérez (portero, 14 paradas), Diego Camino (5), Abel Serdio (3, 2p), Roberto Pérez (-), Jorge Serrano (3), Miguel Camino (-), Víctor Rodríguez (2) -siete inicial- Adrián Fernández (7, 1p), Nico López (-), Héctor González (1), Dani Pérez (-), Rubén Río (1), Carlos Calle (portero), Miguel Martínez (1), Gastón Mouriño (1).
Bidasoa Irún (24): Rangel Luan Da Rosa (portero, 11 paradas), Mikel Zabala (1), Esteban Salinas (5), Rodrigo Salinas (4), Jon Azkue (3), Thomas Tesoriere (-), Rudy Seri (3) -siete inicial- Iñigo Aldaba (-), Xoan Manuel Ledó (portero, 3 paradas), Iker Serrano (2), Paco Barthe (-), Sergio de la Salud (2, 1p), Leo Renaud (4).
Parciales cada 5 minutos: 2-3, 3-5, 3-7, 5-8, 10-9, 13-11 -descanso- 15-13, 16-15, 18-18, 22-21, 22-23, 24-24
Árbitros: Jordi Ausás y Miquel Florenza. Excluyeron a Thomas Tesoriere (15’, 21’), Paco Barthe (17’), Iker Serrano (18’), Gastón Mouriño (25’) y Abel Serdio (56’).
Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). 2ª Jornada de Liga Asobal. 1.914 espectadores

DECLARACIONES DAVID PISONERO
El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero, analizó así el encuentro ante el Bidasoa Irún: “Como esperábamos, partido muy intenso. Bidasoa tiene un buen equipo y defensivamente son una muralla. Nos costó mucho crear ocasiones de gol, desequilibrios y crear continuidad. Estuvimos flojos en eso”.

“Nos costó entrar en partido, no teníamos referencia con ellos con el 5-1, y fuimos adaptándonos.  Tardamos en hacer goles y estuvimos poco acertados en lanzamientos. Pero remontamos bien para llegar con ventaja al descanso. En la segunda parte nos movimos con ventajas de tres goles, tuvimos más situaciones de gol, pero no cómodos. Al final el partido se decide por detalles. Tuvimos ocasión de ganar el partido pero no hubo fortuna”.

“En dos jornadas sumamos tres puntos. Nuestro objetivo era llegar al partido ante el FC Barcelona con puntos y el encuentro de hoy se podía haber perdido. No estuvimos acertados nunca, ni sueltos, fue una rémora durante todo el choque. Al final ganamos un punto ante un rival durísimo, que jugó sin Kauldi ni Crowley. Pero fuimos capaces de llevar el partido a nuestro terreno”.