Balonmano  |  Balonmano Aula
Las vallisoletanas se encontraron con Alice Fernandes que fue un muro en portería 

24 - 21 El Aula Alimentos de Valladolid no puede con el Málaga en un gran partido de ambos conjuntos 

7 de Noviembre de 2018

El Aula Alimentos de Valladolid rindió visita a uno de los conjuntos más complicados de esta temporada, el Rincón Fertilidad Málaga, en un partido que sobre el papel, y más tarde sobre la pista, se convirtió en el encuentro de la jornada. 

Las pupilas de Miguel Ángel Peñas perdieron un partido muy trabajado en el que la igualdad y las alternancias en el marcador fueron la tónica durante los 60 minutos y donde ambos conjuntos se vaciaron sobre la pista mostrando un gran espectáculo. 

El encuentro comenzó con las vallisoletanas atascadas en ataque, sin conseguir correr el contraataque con la facilidad que las caracteriza y jugando el estático con muchas dificultades. De este modo los primeros cinco minutos pasaron sin que ninguna de las jugadoras visitantes lograra perforar la portería defendida por Alice Fernandes. Por su parte, Rocío Campigli consiguió los dos primeros tantos del encuentro, que cayeron del lado malagueño abriendo una pequeña distancia que poco a poco se fue incrementando.

El partido se volvió loco en el siguiente tramo, con intervenciones de ambas porteras, pasos sancionados a jugadoras de los dos equipos, imprecisiones en los pases y lanzamientos al poste que hacían que los goles no llegasen. Hasta el minuto 6 no pudieron inaugurar su cuenta las vallisoletanas, lo hizo la internacional Eli Cesáreo gracias a un lanzamiento de penalti. 

Emma Boada se convirtió en el referente de las malagueñas, moviendo el balón con destreza y creando jugadas de tiralíneas que la defensa vallisoletana se afanaba por abortar, pero que no conseguía en estos minutos. Poco a poco los goles fueron cayendo, Rocío Campigli seguía haciendo daño sobre la puerta defendida por Lourdes Guerra, a pesar de sus paradas, hasta que en el minuto 12 la diferencia en el electrónico era de 7-3, lo que obligó a Miguel Ángel Peñas a pedir el primer tiempo muerto del encuentro.

Tras él, las vallisoletanas parecieron ajustar líneas y comenzaron a sentirse más cómodas sobre la pista. Cerraron la defensa, la calma llegó al ataque y primero Cris, después Bea Puertas y más tarde Eli y Elena Cuadrado consiguieron un parcial de 0-4 para empatar el encuentro y hacer que en esta ocasión fuera Diego Carrasco quien tuviese que solicitar el tiempo muerto.

A partir de ahí, llegó la igualdad a la cancha durante unos minutos para que, en la segunda oportunidad que tuvieron, las vallisoletanas lograran ponerse por delante gracias a un gol de Cristina Cifuentes (9-10). Dos jugadas después llegaría un gol de Elena Cuadrado (9-11) y un  parcial total de 2-8 que dejaba al Aula con dos goles de margen. 

Los últimos minutos de la primera mitad volvieron a estar dominado por las locales, que consiguieron un nuevo parcial a su favor, en esta ocasión de 0-3 para irse al vestuario por delante (12-11).

Tras la reanudación, el Rincón Fertilidad Málaga salió como un vendaval. Con una Emma Boada que movió a su equipo a su antojo. Fueron minutos de total dominio malagueño, que lograron un parcial de 5-1 para obligar a Miguel Ángel Peñas a pedir su segundo tiempo muerto (17-12) para evitar que el  partido se les marchase a las visitantes.

Las cosas mejoraron tras la arenga del técnico vallisoletano, pero no lograron neutralizar la diferencia con la misma facilidad que ocurrió en la primera mitad. El partido entró en un tramo de correcalles donde Eli Cesáreo se echó sobre la espalda la responsabilidad anotadora y Lourdes Guerra apareció en los momentos más importantes para sujetar al equipo, de manera que con un parcial de 0-3 obligaron en el minuto 48 a Diego Carrasco a volver a parar el partido con un nuevo tiempo muerto.

La defensa del Málaga, muy dura durante todo el partido, obligó al Aula Alimentos de Valladolid a jugar en estático, con ataques muy largos que llegaron a rozar el pasivo. El tiempo muerto sentó muy mal al ritmo del Aula, que encajó un 3-0 (22-18) para volver a entregar el dominio del encuentro a las locales.

De nuevo el partido volvió a entrar en otra fase de correcalles, en el que la ansiedad de ambos conjuntos por anotar hizo que las imprecisiones ofensivas se hiciesen dueñas del juego de ataque, Lourdes Guerra y Alice Fernandes siguieron con su particular recital bajo palos para convertirse en las protagonistas del encuentro.

Sin embargo, tendría el Aula una última oportunidad de darle la vuelta al marcador gracias a su incesante trabajo. A falta de dos minutos para el final, Eli Cesáreo anotó el 22-21, pero a pesar de los intentos por conseguir el empate y el nuevo tiempo muerto solicitado por Peñas, el Aula no logró encontrarse con el gol y el Málaga consiguió ampliar la distancia para hacerse con los dos puntos en juego (24-21).

FICHA TÉCNICA:
Rincón Fertilidad Málaga 24: Alice Fernandes (12 paradas), Emma Boada (5), Isabelle Dos Santos (4), Esperanza López (4), Rocío Campigli (5), Soledad López (1), Macarena Gandulfo (1) –Siete inicial- Marina Martín (2), Iara Grosso (1), Patricia Martínez (2), María Pérez (-), Agustina López 81), Bárbara Vela (-), Marta Vidal (-), Inés rein (-), Laura Sánchez (-)
Aula Alimentos de Valladolid 21: Lourdes Guerra (12 paradas), Cristina Cifuentes (4), Teresa Álvarez (-), Elena Cuadrado (2), Eli Cesáreo (10, 3p), Bea Puertas (2), Ana María Viloria (-) –Siete inicial- Carmen Sanz, Cecilia Cossio (-), Melina Cozzi (1), Elena Talavera (-), Mónica Gutiérrez Paris (-), María Niño (-), Ángela Nieto (1), Joana Bolling (1)
Parciales: 2-0 / 4-3 / 7-4 / 9-8 / 9-10 / 12-11  -DESCANSO-  13-12 / 18-14 / 19-15 / 21-18 / 22-20 / 24-21.
Árbitros: Rafael Alberto García y Alberto García excluyeron por parte del Aula Alimentos de Valladolid a Eli Cesáreo (min.23), Cristina Cifuentes (min.36) y Elena Cuadrado (min. 35 y 50). Y por parte del Rincón Fertilidad Málaga a Agustina López (min. 20) y Patricia Martínez (min. 39). 
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en el Pabellón Nuevo de Carranque de Málaga.