FOTO: Atletico Valladolid
Balonmano  |  Atletico Valladolid
El club completa su estructura técnico-deportiva con la incorporación del preparador físico, que comenzará hoy su trabajo con el primer equipo

Javier López Puente será el nuevo preparador físico del Recoletas Atlético Valladolid

16 de Enero de 2018

El Recoletas Atlético Valladolid cuenta desde hoy con un nuevo preparador físico, Javier López Puente, que estará ligado al club vallisoletano hasta final de la presente temporada. El técnico deportivo se encargará de la preparación física, además de la prevención y readaptación de lesiones de los jugadores del equipo de Liga Asobal.

Javier López se suma al cuerpo técnico del Recoletas Atlético Valladolid que lidera el entrenador David Pisonero, completando así una estructura técnico-deportiva de alto nivel preparada para aumentar el rendimiento deportivo y físico de los jugadores y competir al máximo nivel y con las mejores garantías en el balonmano nacional. 

Con la incorporación de Javier López el club se beneficiará de los servicios de una preparación física de carácter integral, ya que además de los entrenamientos diarios con la plantilla en pista, el nuevo técnico se encargará también de la prevención de lesiones y la readaptación de jugadores con problemas físicos en un espacio adecuado. Así, el primer equipo utilizará las instalaciones del centro deportivo de Javier López, Improve Studio, ubicado en la calle Mateo Seoane Sobral 26, y seguirá también ejercitándose en las instalaciones del CDO, tanto en Covaresa como en el nuevo centro en Arroyo de la Encomienda, CDO Almendrera.

Javier López (1983, Aranda de Duero) es Técnico Superior en Actividades Físicas y Deportivas, así como entrenador personal certificado por la NSCA (National Strength and Conditioning Association). En su trayectoria profesional atesora más de diez años trabajando en el campo de la salud y el entrenamiento deportivo, y está especializado en valoración funcional, recuperación y prevención de lesiones, entrenamiento para la salud, pérdida de peso, entrenamiento funcional y entrenamiento de alta intensidad a intervalos (HIIT). El preparador ha ido complementando su formación con múltiples certificaciones y titulaciones.

“Soy de Aranda de Duero y llevo años siguiendo el balonmano allí y ahora también en Valladolid. Soy muy aficionado y también abonado al Recoletas Atlético Valladolid”, comenta el propio Javier López. “No dudé en cuanto me propusieron convertirme en el preparador físico de los gladiadores azules. Es perfecto poder dedicarme a lo que me gusta y unirlo a mi pasión por el balonmano”, dice.

Javier López se unirá hoy al trabajo diario con la plantilla del primer equipo. “Los próximos días tendré que hablar mucho con el entrenador, David Pisonero, y conocer y valorar a cada uno de los jugadores del primer equipo para ajustar el trabajo físico y empezar a enfocar las sesiones para intentar buscar varios objetivos como el de mantener la plantilla con cero lesiones y continuar con una buena preparación física”.