FOTO: VD
Atletismo  |  Federación de Triatlón y Pentatlón Moderno de Castilla y León
La Federación regional advierte del incumplimiento del reglamento interno del centro

Cierra el Centro Nacional de Triatlón por falta de disciplina en la residencia deportiva Río Esgueva

1 de Junio de 2018

 

La Federación de Triatlón y Pentatlón Moderno de Castilla y León ha anunciado el cierre del Centro Nacional de Tecnificación de Triatlón implantado en el centro Río Esgueva de Valladolid. Según ha comunicado la entidad tras el acuerdo de su Junta directiva, renuncia a solicitar becas para los deportistas en la Residencia deportiva Río Esgueva de Valladolid ante la falta de disciplina de la misma.

El presidente de la Federación Autonómica de Triatlón, responsable de este deporte en la Comunidad, Amancio del Castillo, alerta de las continuas infracciones del reglamento de la residencia que han obligado a varios triatletas de la residencia a abandonar su estancia ante la imposibilidad de descansar y estudiar, lo que ha afectado tanto a su rendimiento académico como deportivo. “Recientemente uno de nuestros deportistas ha tenido que abandonar la residencia y no es al primero al que le pasa factura residir en Río Esgueva. En lugar de ser una residencia de deportistas, donde se debe preservar el descanso, fomentar el estudio y los hábitos saludables de los residentes, se ha convertido en una residencia de estudiantes sin disciplina, con incumplimientos de horarios, faltas de asistencia a clase, consumo de alcohol e incluso podrían estar produciéndose situaciones más graves”, explica.

Del Castillo, quien afirma que su Federación ha advertido a la dirección de la residencia en reiteradas ocasiones la necesidad de hacer cumplir el reglamento interno de la residencia Río Esgueva, lamenta que se haya hecho caso omiso de estos avisos. “Basta con hacer un seguimiento académico de los residentes, supervisar los entrenamientos o incluso remitirse a informes psicológicos para comprender que la estancia en Río Esgueva se ha convertido en un calvario para algunos de los deportistas que más en serio se toman su carrera deportiva”, advierte el presidente, quien ha optado por evitar este mal trago a los futuros aspirantes evitando la solicitud de nuevas becas.

De hecho, la Federación de Triatlón ha comunicado a la Dirección General de Deportes de la Junta de Castilla y León la gravedad de la situación, indicando que la normativa actual no hace sino perjudicar el futuro del centro. “Actualmente hay deportistas en la residencia que han sido sancionados por las federaciones e incluso expulsados de los grupos de trabajo que siguen en la residencia ante la pasividad de la administración regional, que permite que algunos clubes que no entrenan en la ciudad, realicen la tramitación a pesar de encontrarse a cientos de kilómetros y limitar su vinculación a los fines de semana. Esto implica que las medidas tomadas por los técnicos para mantener la armonía del grupo de entrenamiento tengan los efectos contrarios a los deseados”, apunta Del Castillo, quien tampoco cree que contribuya a preservar el orden y la convivencia el hecho de que sean estudiantes “colaboradores” los que se encarguen de la supervisión de sus propios compañeros en los horarios nocturnos.

En cuanto al futuro del Centro de Tecnificación Nacional de Triatlón, Del Castillo deja la puerta abierta a su mantenimiento en Valladolid aunque sin residentes en Río Esgueva. “Ahora mismo, la decisión no pedir becas de residencia está tomada en Junta directiva, pero desde la Federación vamos a hacer todo lo posible para que el Centro se quede en la ciudad. Hemos trabajado muy duro por contar con la confianza de la Federación Española de Triatlón y creemos que es importante para Castilla y León. No será fácil trabajar ni atraer deportistas de fuera de Valladolid que contribuyan a enriquecer el grupo, pero estamos contemplando cualquier opción para darle continuidad a los entrenamientos”, señala.