Grupo que se reúnen en la Escuela del Corredor.
Grupo que se reúnen en la Escuela del Corredor.
Grupo que se reúnen en la Escuela del Corredor.
Marcos Miranda, coordinador de la Escuela del Corredor.
Ejercicios de estiramiento al finalizar la sesión
6 | Deporte y Salud

La Escuela del Corredor echa a andar

Marcos Miranda | UEMC
16 de Marzo de 2012
Imagen de sgarcia
Escrito por
Sara García

Tan sencillo y tan complicado como correr. Una decena de personas de la UEMC se reúnen dos días a la semana a correr y hacer un poco de ejercicio.


La idea surge de un profesor de INEF que explicó que en León 200 personas habían formado el Club del Corredor y pensaron en copiarles la iniciativa para hacer deporte. Entre diciembre del año pasado y enero de éste comenzaron un pequeño grupo, aunque "es interesante crecer" y poder ampliarlo a alumnos, profesores, trabajadores de la UEMC, incluso podría animarse gente de fuera.


Al frente de ellos, un alumnos de tercer curso de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Marcos Miranda que "les enseño lo que voy aprendiendo", dice con modestia este triatleta de alta distancia "no profesional", matiza.


"Lo importante es formentar que el deporte es salud".


Así, después de trabajar de 8 a 10 horas entre las mismas paredes de la Universidad es el momento de relajarse y desinhibirse del estrés del día. Él solo pone una condición: "para comenzar sólo hay que tener ganas de entrenar", dice, pero son entrenamientos para la salud, ser capaces de caminar una hora sin fatigarse, más por bienestar que por competición. "Es más para socializar, así se conocen más fuera del trabajo, son compañeros de trabajo, a mí me parece una iniciativa muy positiva". Aún así, asegura que han mejorado mucho. "Al principio algunos iban andando porque para ellos correr 30 minutos era muchísimo. Ahora la gente va más suelta".

Suelen correr unos 25-30 minutos, pero con constancia pueden incluso competir en carreras. "Hacemos un recorrido lineal para tener controlado al grupo, por si alguien tiene flato o necesita ir más despacio etc". Miranda explica que trabajan distintos ritmos, corren en cuesta, y después llega el turno de los estiramientos, abdominales, flexiones..."También trabajamos la coordinación un poco con balones y otros materiales porque como estás concentrado no piensas en el trabajo, hay que soltar la mente", explica.


"No se busca un objetivo competitivo, es más por bienestar y por socializar, aunque alguna carrera ya se están planteando".


Mientras hacen los ejercicios entre risas que demuestran el buen ambiente que hay en el grupo, es ya la hora de la cena y surgen dudas y comentarios sobre la alimentación, el calzado, las lesiones..."La gente tiene mitos que no son buenos como correr con tobilleras con lastre o malas costumbres como acabar de correr y no estirar". También es habitual que surgan las típicas preguntas sobre cómo perder peso: "Yo les digo que para eso no sólo hay que entrenar, hay que cuidar la alimentación, no probar el alcohol, evitar los hidratos de carbono al cenar...algún consejo les doy".


En este grupo heterogéneo de profesores y trabajadores de la Universidad, de distintas edades, hay algunos que les gusta más el deporte y también juegan al pádel y al fútbol y otros que no hacen más actividades fuera de allí. Algunos están ya tan animados que quieren correr la Carrera Popular La Antigua que tendrá lugar a principios de mayo, incluso una media maratón, aunque eso "me parece ya un reto más difícil de alcanzar", dice el alumno convertido aquí en monitor.


La cita es los martes y los jueves, reservar una hora para correr. La salida es en el aparcamiento de la UEMC y con destino a un parque al lado de la Ronda, por la carretera Segovia. Eso sí, si el año que viene continúan, habrá que ir planificando ya dos niveles: principiantes y éstos que ya se habrán convertido en unos veteranos.