36 | Deporte y Salud

La carga psicológica en la preparación física

Juan Carlos González/ Alberto Esguevillas/Raúl Zarzuela | UEMC
29 de Febrero de 2016
Imagen de sgarcia
Escrito por
Sara García

En las jornadas AIPAF(Asociación Internacional de Psicología Aplicada al Fútbol) que tuvieron lugar enla UEMC, la ponencia titulada "La carga psicológica en la preparación física", Juan Carlos González Hernández, preparador físico y presidente del Colegio de licenciados en Educación Física de Castilla y León, se refirió a las habilidades que hay que trabajar. Entre ellas, el manejo del estrés, la gestión de la motivación y el esfuerzo, la atención y la concentración, la agudeza perceptiva, la capacidad de razonamiento y toma de decisiones y las relaciones interpersonales. Pero sobre todo dio un valioso consejo: "divertirnos, más que ganar".

Para ello, a lo largo de la temporada deben fijarse en indicadores como los niveles de concentración y de ansiedad, el estado de ánimo ante el entrenamiento y la competición, el rendimiento tanto individual como del equipo, hacer un seguimiento de programas de relajación...

"Las mujeres cuestionan los ejercicios y les cuesta más desconectar en el entrenamiento porque están pensando en más cosas"

Por otra parte, Juan Carlos González, también es entrenador de voleibol, y aseguró que hay muchas diferencias entre dirigir un grupo de chicos y de chicas, porque los primeros "ejecutan, repiten las tareas sin cuestionarse nada" y sin embargo, las mujeres "buscan sentido a lo que están realizando y les influyen más aspectos personales".

Alberto Esguevillas, entrenador y profesor de tenis y pádel, habló sobre el burnout de los deportes de raqueta, aludiendo al agotamiento, la fatiga crónica y la insatisfacción. "Se produce un estancamiento por la presión externa para ganar, los compromisos de los viajes, las desavenencias con los padres o representantes...por lo que disminuye la satisfacción.

"El síndrome de burnout lo sufrirá casi el 50% al menos una vez en su vida deportiva. Y aumenta cuando aumenta la edad y las exigencias".

Los factores que pueden llevar a esta situación son la falta del sueño, una nutrición inadecuada, expectativas no cuidadas, falta de motivación y disfrute o tener una personalidad que no es adecuada para el deporte de competición. Para prevenirlo, lo más importante es jugar por razones personales, como diversión, para relajarse y disfrutar del tiempo libre.

Y un aviso para los padres: deben apoyar a los niños, ir disminuyendo con la edad el grado de participación para hacer al jugador más autónomo y rebajar la importancia del resultado.

"Hay que separar muy bien el rol de padre del entrenador, tener empatía con el chico y compartir con ellos otras actividades de ocio que no sean sólo las deportivas".

Raúl Zarzuela, profesor de la UEMC y preparador físico del Real Valladolid, habló en su charla de la supercompensación y de mediciones con variables y escalas para cuantificar, aunque reconoce que son subjetivas. "La carga subjetiva varía con la carga del entrenamiento como un recurso más, el equipo tiene la misma carga prácticamente pero todos responden de manera distinta. "Medimos cómo se adapta a la carga que ponemos al deportista de manera individual, aunque la carga sea grupal".

Baja el redimiento y aumenta la fatiga, influye de manera clara lo psicoemocional. Por ejemplo, el mismo ejercicio lo realiza el jugador con dos preparadores distintos y él dice que con uno tiene dolor y con el otro no. "La carga es la misma, luego es porque influye algo psicológico, uno le da algo más que el otro no, se siente más a gusto con él".

"La carga del ejercicio es la misma pero con un preparador se siente a gusto y con el otro no".

En una aplicación en el móvil, manda a los jugadores después del entrenamiento apuntar factores como el sueño, fatiga, estrés, dolor muscular etc y saca una escala con valores numéricos. "No tiene por qué después de un duro entrenamiento que la sensación de fatiga sea alta, puede estar adaptándose o al revés, o puede estar estresado por otras cosas", explica Zarzuela.

El profesor terminó a modo de conclusión con una frase de José Bergamín para resumir esto claramente: "Soy subjetivo porque soy sujeto. Si fuese objetivo, entonces sería un objeto".