3 | Deporte y Salud

Entrenamiento con vibraciones

Pedro J. Marín | UEMC
31 de Enero de 2012
Imagen de sgarcia
Escrito por
Sara García

Vemos en la publicidad unas plataformas vibratorias para hacer ejercicio en casa, y pensamos en comprarla, dejar de ir al gimnasio y adelgazar con sesiones de pocos minutos, pero no sabemos si será efectivo, ni adecuado para personas que no somos deportistas de élite.

El doctor Pedro J. Marín, profesor de la Universidad Europea Miguel de Cervantes, es autor del libro “Vibration Exercise” (Utah: RACE Rx Publishing, 2010) y de varios capítulos de libros sobre entrenamiento mediante vibraciones. Él explica que las plataformas de vibraciones son los sistemas más utilizados dentro de las áreas de investigación y entrenamiento deportivo. Existen principalmente dos tipos: las que generan el movimiento principalmente vertical y las de movimiento basculante.

“En términos generales, el estímulo vibratorio puede introducirse dentro del calentamiento, la parte principal, así como en la vuelta a la calma, tras una sesión de entrenamiento y/o una competición”.

Además, aclara que el entrenamiento con vibraciones puede ser utilizado “por un amplio espectro de la población, desde personas con capacidades físicas limitadas hasta deportistas de alto rendimiento”. No obstante, es importante remarcar que "el tipo de ejercicios y las dosis de estímulo vibratorio deben ser diferentes".

Preguntamos al Doctor en Ciencias de la Actividad Física y de la Salud por los beneficios que tienen y asegura que actualmente

"Existe una robusta evidencia científica sobre los beneficios que proporciona sobre la fuerza y potencia muscular, el tejido óseo, el equilibrio, la flexibilidad y la recuperación tras una sesión intensa de entrenamiento".

 

Sin embargo, puntualiza que estos beneficios se dan siempre y cuando se aplique con los métodos y medios adecuados, puesto que la vibración ‘per se’ "no posee matices positivos o negativos”.

Es más, podría generar efectos completamente opuestos, atendiendo a las características y las dosis de la misma. “Cuando aplicamos un estímulo vibratorio, es importante conocer con precisión las características del mismo: sistema y modo de aplicación, frecuencia, amplitud pico a pico, tiempo de exposición y descanso entre series, tipos de ejercicios a desarrollar, etc.”, afirma.

¿Pero se puede considerar un entrenamiento de por sí o solo para recuperación de lesiones o mejorar el rendimiento? “Hay multitud de factores que pueden condicionar los efectos. Por tanto, si aplicamos apropiadamente las variables del estímulo vibratorio podremos utilizarlo para aumentar el rendimiento deportivo, así como para la recuperación y prevención de lesiones”, dice Marín.

No obstante, los expertos como él, que también tiene experiencia como entrenador personal y fisioterapeuta, siguen apostando por la combinación con el ejercicio tradicional: “Depende en gran medida de los objetivos que se pretendan conseguir, en términos generales, una plataforma de vibraciones puede utilizarse de manera aislada con personas con niveles de condición física bajos".

"Lo ideal es combinar el estímulo vibratorio con el entrenamiento convencional".

 

Sobre las ventajas que presenta el entrenamiento mediante una plataforma de vibraciones frente al entrenamiento convencional son un menor tiempo necesario para desarrollar una sesión y, en algunas ocasiones, una menor técnica para ejecutar los ejercicios.

Respecto al tiempo de cada sesión, Marín explica que es recomendable por cada día de entrenamiento dejar un día de recuperación; únicamente en ocasiones especiales, en el alto rendimiento, se podría usar a diario.

"La evidencia científica actual no avala el uso del estímulo vibratorio para una disminución de la celulitis o del tejido adiposo en general".

 

Con esta afirmación parece responder a la gran pregunta que hacíamos al principio antes de comprar la plataforma y es saber si sirve para adelgazar y combatir la piel de naranja en las mujeres.

No obstante, a pesar de esta negativa, el investigador del Centro de Investigación en Discapacidad Física (CIDIF- Aspaym CyL) añade que, como comentábamos antes, “existe una fuerte evidencia sobre los beneficios a otros niveles”.