44 | Deporte y Salud

Empezar con buen pie

Paloma Guillén | UEMC
22 de Mayo de 2017
Imagen de sgarcia
Escrito por
Sara García

Correr, saltar, caminar... todo ello es posible gracias a nuestros pies, una estructura muy importante que en ocasiones queda relegada a un segundo plano.

La profesora de fisioterapia en la UEMC Paloma Guillén insiste en la importancia del pie en la práctica deportiva y contesta a preguntas como si mejorar el apoyo puede ayudar en el rendimiento deportivo o si utilizamos el calzado adecuado.

Como fisioterapeuta y podóloga deportiva, Guillén asegura la importancia de esta estructura compleja y la repercusión que tiene un mal apoyo, una deformidad o una alteración en el complejo tobillo-pie. "Es importante porque es una estructura cuya función es la de servir de soporte, sostiene la totalidad del peso corporal y además es una pieza fundamental para la marcha humana".

"El pie tiene como función servir de soporte y sostiene la totalidad del peso del cuerpo".

Para su estudio debe tenerse en consideración su conexión con otras estructuras, es decir, no podemos analizar el pie aisladamente, tenemos que estudiarlo en relación otras articulaciones (rodilla, cadera, etc.).

Los podólogos son los profesionales sanitarios que diagnostican y tratan las patologías del pie mediante el análisis de la marcha en estática y dinámica que, junto con los fisioterapeutas, realizan una valoración del paciente para poder tratar de forma conjunta las patologías.

Esta diplomada en fisioterapia y podología, con un máster en investigación en medicina clínica, actualmente está realizando la tesis doctoral sobre la relación con otras estructuras anatómicas, ya que su línea de investigación es sobre el análisis cinético, cinemático y neuromuscular del complejo tobillo-pie.

"Es fundamental tratar el pie para solucionar la lesión de los pacientes".

"El pie afecta a otras estructuras anatómicas; por ejemplo, una deformidad no detectada o una alteración de la marcha puede repercutir en patologías de rodilla, cadera o columna lumbar. Una restricción de la movilidad de tobillo puede conducir a una anormal biomecánica del miembro inferior durante la cadena cerrada de ejercicios de fortalecimiento".

Por ejemplo, una reducida movilidad de tobillo durante una sentadilla produce un aumento de valgo de rodilla y un desplazamiento medial de la rodilla, esto puede producir lesiones de rodilla y/o de la articulación de la cadera", explica.

"Para obtener unos buenos resultados deportivos y prevenir lesiones son necesarios tener unos pies sanos".

Así, pues Paloma Guillén responde a la pregunta de si mejorar el apoyo puede mejorar el rendimiento deportivo. "El arco longitudinal interno juega un papel importante en la reducción de las fuerzas de impacto que actúan al correr o saltar un deportista, fortalecer el flexor largo del primer dedo puede ayudar a mejorar el rendimiento".

Y añade: "El fortalecimiento de la musculatura intrínseca del pie es un factor importante para mejorar en el rendimiento, así como mejorar patologías tan conocidas como la fasciopatía plantar (fascitis plantar) y hallux valgus".

"El calzado tiene que ser adecuado para la práctica deportiva y las características anatomo-funcionales del deportista"

Igualmente, la profesora afirma que un buen calzado deportivo es fundamental para la práctica deportiva. "Muchas personas compran y usan el mismo calzado para jugar al fútbol, ir a correr o jugar al pádel", reprocha Guillén y explica: "un paciente si no ve de lejos no usa las mismas gafas que una paciente que no ve de cerca, los dos usan gafas, pero las características de las lentes son diferentes, con el calzado es igual, tiene que utilizarse según las necesidades del deportista, ya que los materiales y las características del calzado son diferentes según la modalidad deportiva.

En definitiva para empezar con buen pie lo mejor es cuidarlos y valorarlos más.