33 | Deporte y Salud

Dos deportes muy vallisoletanos

Juan Merino Bocos | UEMC
25 de Mayo de 2015
Imagen de sgarcia
Escrito por
Sara García

No habíamos mezclado nunca dos deportes en estos reportajes, pero esta vez, aunque las actividades sean tan dispares, están unidos al nombre del profesor: Juan Ramón Merino Bocos. Su presentación, como profesor de rugby en al UEMC y de esgrima en la Escuela de Arte Dramático, ya llama la atención. Este doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte es entrenador nacional de rugby, de atletismo y maestro nacional de esgrima, además de técnico superior en salvamento y socorrismo y primeros auxilios.

Viendo su CV su labor profesional se reparte entre la docencia universitaria (Escuela Universitaria de Magisterio Fray Luis de León, Universidad Europea de Madrid, Universidad Europea Miguel de Cervantes, Universidad de Valladolid), la enseñanza artística (Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León), y el deporte de competición, de esgrima en el Valladolid Club de Esgrima y de rugby, en el VRAC. Con experiencia desde niños hasta el alto rendimiento, habiendo sido deportista a nivel internacional y conseguido como entrenador y preparador físico varios diplomas, títulos y medallas.

Persona sobradamente acreditada para hablar de los valores de ambos deportes y la gran vinculación que tienen ambos en una ciudad como Valladolid.

"El rugby es un deporte de animales jugado por caballeros. Este dicho lo inventaron los ingleses, creadores del rugby, y es una de las primeras frases que aprendemos y enseñamos, es el reflejo del espíritu del rugby. "

Para contradecir a los que creen que el rugby es un deporte violento, Merino sabe que a menudo es identificado con la agresividad y el contacto descontrolado, pero erróneamente: "aunque es cierto que el rugby es un deporte con mucho contacto, en ningún caso se debe confundir con la violencia, ya que por encima de todo, en nuestro deporte predomina el respeto al deporte, a los compañeros, al adversario, a las normas, al entrenador y al árbitro", asegura.

El rugby es además un instrumento educativo y formador de primer orden, ya que en un mundo en el que cada día parece más importante conseguir la victoria, superar a los demás en todas las facetas de la vida personal y profesional a toda costa, constituye el espíritu de disfrutar de la actividad en sí misma, es formador del carácter de lucha, esfuerzo y sacrificio, defensor del trabajo en equipo, del apoyo y la solidaridad con los compañeros.

"En un campo de rugby se aprende a ganar con dignidad y a perder con honor."

Preguntado sobre si debe empezarse a practicar a alguna edad concreta o si tienen que tener alguna preparación física especial, el entrenador contesta: "El rugby está abierto a niños y niñas de todo tipo de condición y tipología, ya que para practicar este deporte no hace falta ninguna condición especial, solo las ganas de disfrutar".

Por encima de todas las estadísticas, lo más importante del rugby es "su espíritu educativo, su potencial para formar a personas en los valores esenciales del desarrollo, su capacidad para unir a los equipos adversarios, a sus aficiones, y a los árbitros en el famoso tercer tiempo después de cada partido". Por este espíritu que transmite el rugby, Merino asegura que todas aquellas personas que se acercan a este deporte "aprenden a valorarlo y a quererlo".

Además, no cabe duda de que Valladolid es un referente a nivel nacional en el mundo del rugby, pero no porque entre los dos principales clubes hayan cosechado muchos títulos y trofeos a lo largo de su historia, "sino porque todos los aficionados, nacionales e internacionales que se han acercado a los campos de Pepe Rojo admiran la pasión con la que en Valladolid vivimos el rugby".

Esgrima

Este entrenador y profesor califica la esgrima como un "deporte apasionante" que combina el dinamismo y la emoción de los modernos deportes de combate con el placer de aprender una técnica con siglos de historia.

Es un juego de habilidad, agilidad e ingenio. Un ejercicio físico muy atractivo en el que se trabaja íntegramente las cualidades físicas y las cualidades motrices

¿Se necesita alguna aptitud especial? -preguntamos-:"Se trabaja la fuerza, la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio junto a la estrategia y la capacidad de decisión". Por eso, muchas veces se ha identificado el desafío táctico de la esgrima a los procesos de interacción mental practicados en el ajedrez.

Esta disciplina permite aprender el manejo de la espada, el florete y el sable, con sus diferentes técnicas, y "cualquiera puede iniciarse en el arte de la esgrima independientemente de su edad, sexo o condición física, ya que es posible practicarlo con objetivos educativos, recreativos, artísticos o deportivos", asegura preguntado sobre la edad de los tiradores.

"La esgrima resulta un deporte muy educativo, ya que forma a los individuos que lo practican en la responsabilidad y el autocontrol que requiere el manejo de un arma, en el respeto al contrario y a las normas que rigen un asalto".

Además, explica distintos tipos: También se practica como un deporte de alta competiciónolímpica, permitiendo a los tiradores/as disfrutar de los placeres de la competición deportiva hasta el más alto nivel. No menos importante es la versión de esgrima recreativa, en la que se puede practicar como una atractiva actividad física de ocio con la que hacer ejercicio, liberar tensiones y aumentar las relaciones sociales.

Por último, también existe la versión artística, en la cual los actores y actrices asumen el papel de gladiadores, mosqueteros o espadachines de cualquier época recreando las técnicas clásicas del arte de esgrimir floretes, espadas, sables, mandobles…

Ha sido presidente del Valladolid Club de Esgrima y presidente y director técnico de la Federación de esgrima de Castilla y León, por lo que no se puede acabar este reportaje sin alabar que en Valladolid existe un club con más de 25 años de tradición en la enseñanza de la esgrima, y con un prestigioso grupo de maestros que han llevado la esgrima al más alto nivel, consiguiendo títulos nacionales en todas las categorías. El Valladolid Club de Esgrima ofrece a todos los interesados la posibilidad de conocer este arte milenario.

Como dice el maestro de armas, "sea cual sea tu inquietud para acercarte a la esgrima sólo tienes que atreverte a venir y ponerte ¡en guardia!".