FOTO: VD
Fútbol  |  ISCARCUP 2018
El cuadro valenciano venció en la primera y la cuarta edición además de ser subcampeón en la tercera. El Barça suma dos victorias y dos subcampeonatos

Valencia y Barcelona son los únicos que han hecho doblete pero el Real Madrid es el vigente campeón

Si el Real Madrid es el equipo que defiende título, en una gran final disputada ante el Rayo Vallecano el pasado año que concluyó en la tanda de penaltis, los dos equipos que más veces han visto levantar la Copa han sido el Valencia y el FC Barcelona.
La octava edición de la Íscar Cup se prepara con la participación de 28 equipos, la cifra más alta de los últimos años, repitiendo los dígitos del pasado año. Dos de ellos CD Íscar y la Selección de Medina como anfitriones, además del Real Valladolid y el CD Parquesol, que ostentan la representación local. Junto a estos, el vigente campeón el Real Madrid, el  Atlético de Madrid, Valencia y Barcelona para un total de 17 equipos de LaLiga y Liga Adelante. Sin lugar a dudas, por el palmarés estos serán los conjuntos a batir con permiso de la armada extranjera.
En la primera edición disputada en 2011, participaron 8 equipos, dos de ellos locales como el Íscar y el CD Laguna. La victoria fue para el Valencia que ganó 1-0 al Barcelona.
En 2012, ya con Marca TV, en el II Memorial, también con la primera participación a nivel internacional del Milan italiano, además del Real Madrid, fue el cuadro ‘rossonero’ el que se llevó el título por 4-2 frente al FC Barcelona.
En 2013, por fin el FC Barcelona vencía en esta competición después de dos años consecutivos alcanzando la final sin ganarla.  Ya con una participación de 12 equipos, en la final venció el Barcelona 3-0 ante el Valencia.
El IV Memorial con dieciséis equipos en liza, el Valencia ganó 3-0 en la gran final ante el Milan. Segundo título del cuadro che, el equipo que más veces había ganado el torneo hasta ese momento.
En 2015, con las cámaras de Teledeporte y la cifra ya respetable de 20 equipos, el torneo Íscar Cup viajó a tierras madrileñas. Concretamente al Atlético de Madrid que derrotó en el partido decisivo al Real Madrid por 4-2.
En la edición de 2016, el torneo fue vencido por el Barcelona, alcanzando así su segundo entorchado, en una final muy igualada y disputada al Español que concluyó 1-3 y con un especial recuerdo a Johan Cruyff que falleció en esos días. Precisamente el portador de la camiseta con el número 14, Alejandro Domínguez, fue el revulsivo del encuentro al anotar el primer y segundo gol de su equipo y participar de forma decisiva en el tercero.
El Real Madrid fue tercero remontando un marcador adverso y una de las revelaciones, el Levante, cuarto. El jugador del CD Laguna Adrián García fue el máximo anotador de la competición. En cuanto a los trofeos individuales de esa sexta edición, el gran triunfador fue el Espanyol que sumó tres de ellos. El de Mejor jugador ‘Trofeo Johan Cruyff’ que fue para Eric Alcaide; el de Mejor portero, para su guardameta Álex García y el de Mejor entrenador, para el míster periquito Julián López de Lerma.
En 2017, el Real Madrid fue de menos a más para terminar imponiendo su jerarquía en la tanda de penaltis ante un gran Rayo Vallecano, con grandes futbolistas, que tras eliminar en las semifinales al FC Barcelona se vio por momentos tocando la gloria con la palma de la mano.
La edición de la Íscarcup Medina 2018 espera con las espadas en todo lo alto.

LA REGLA 18 Y LA TARJETA AZUL
El verdadero peso de las aficiones
Con la Íscarcup cada vez más cercana en fechas y al lado de la competición que disputarán los 28 equipos de categoría benjamín, hay otro enfrentamiento amigable que hasta ahora ha tenido lugar entre las aficiones respectivas de la manera más deportiva posible. Si hay una circunstancia que pueda distinguir a este torneo es la deportividad pero también el colorido de las hinchadas de cada uno de los equipos. El Betis no se quedará atrás, y como el año pasado volverá a ser una de las hinchadas más ruidosas con megafonía, micrófono y música incluida. También los seguidores del Real Madrid, del Rayo y del Atlético de Madrid, siempre en dura pugna, como en tono catalán, el FC Barcelona y el Espanyol. Las banderas, las camisetas y el colorido de las respectivas aficiones de Villarreal, Valencia, Levante, Getafe, Alavés, Deportivo de La Coruña, Sporting, Leganés, Málaga, Celta, se dejarán notar en el campo medinense además de la del CD Lauro, Alcobendas y Antiguoko.
La torcida brasileira fue una de las que más animó en estos dos últimos años a pesar de haberse llevado alguna insatisfacción y disgusto pero sus ritmos de samba y sus maneras de corear a los suyos, aplaudir e incluso llorar cuando no se colaron en la final por poco, han dejado huella. Pero es que los aficionados llegarán acompañando a los equipos desde otros lugares como Portugal (Oporto y Lisboa), Estados Unidos, que vendrán junto al FC Dallas, o la escuela de futbol de Dubai, el año pasado con Michel Salgado y Peter Luccin. 
La representación local y regional tendrá, cómo no, ventaja en cuanto a seguidores y aquí tanto el Real Valladolid como los anfitriones: y el CD Íscar, la Gimnástica Medinense de Medina del Campo, además de los vallisoletanos del CD Parquesol pondrán mucho de su parte para que sus equipos lleguen lo más lejos posible.
Con la implantación de la Regla 18, no solo habrá que animar, también es importante el comportamiento correcto ya que las actuaciones indecorosas podrán conducir a que el colegiado utilice la tarjeta azul y a restar puntos en el casillero de cada equipo. Una norma, un paso más hacia la caballerosidad y deportividad en el fútbol de categorías inferiores.