David Pisonero en una amistoso con Zamora
Balonmano  |  Recoletas Atlético Valladolid
El entrenador analizó su inminente debut oficial en el banquillo vallisoletano

David Pisonero: “La plantilla está con muchas ganas y predisposición".

1 de Febrero de 2018

El Recoletas Atlético Valladolid regresa a la Liga Asobal este sábado, visitando al BM Benidorm (18.30 horas) en la 16ª jornada, la primera de la segunda vuelta. Un encuentro en el que el los gladiadores azules estrenarán entrenador, David Pisonero, y en el que buscarán una victoria fuera de casa que daría mucha confianza y le permitiría afrontar con tranquilidad la segunda vuelta.

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero, valoró hoy este primer encuentro y habló del próximo rival, el BM Benidorm: “Es un equipo duro, con una media de edad alta, un grupo experimentado, sin muchos cambios. Atrás es un equipo muy agresivo, como siempre han sido los equipos de Zupo, con mucho rendimiento en el dos contra dos, y en su casa todavía más agresivo, con faltas continuas para cortar el juego, etc. Pienso que elevar el ritmo de partido nos va a favorecer, porque el equipo siempre va a estar físicamente bien”. 

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid habló de sus sensaciones antes de enfrentarse a su primer partido oficial como primer técnico: “He tenido una semana muy tranquila porque en los dos amistosos que hemos jugado me he visto como si hubiera estado toda la vida en el banquillo. He encontrado a toda la plantilla con muchas ganas, a todos con mucha predisposición, va todo rodado, solo falta ganar en Benidorm”.

Pisonero lleva ya cuatro semanas de trabajo buscando dar al equipo su propia impronta y su carácter: “Lo intento cada día, meter esa impronta al equipo, pero cuesta porque a veces somos excesivamente planos, en el sentimiento, no en el esfuerzo. En el amistoso ante Zamora en Huerta del Rey estuvimos parecidos a lo que queremos, pero ante Guadalajara estuvimos más timoratos, y cuando tuvimos problemas faltó intensidad, no estuvimos tan valientes. Estamos trabajando en ello para mejorar”. 

Tras este mes de trabajo, el entrenador no ha encontrado ninguna diferencia de la plantilla que se encontró al principio de año. “Sí he visto un grupo cada vez más unido pero no he encontrado ninguna diferencia significativa. No me encontré un grupo distinto al de ahora. Todos tienen una predisposición buena con lo que hemos querido cambiar y modificar, que no son no muchas cosas”.

El equipo vallisoletano afronta una segunda vuelta complicada, con partidos en casa ante rivales de la parte alta de la tabla. De los ocho equipos a los que se enfrentará en Huerta del Rey, siete están entre los ocho primeros de la clasificación como el FC Barcelona Lassa, Quabit Guadalajara, Ademar León y Fraikin BM Granollers. “Es mejor no empezar en casa”, dijo Pisonero. “Tenemos un calendario atroz. Lo tuvimos muy bueno en la primera vuelta pero fuera de casa solo conseguimos una victoria, ahora tenemos una segunda vuelta con partidos fuera ante rivales a los que podemos ganar y me apetece eso, empezar a ganar fuera de casa, cambiar la tendencia”, añadió

A Pisonero también se le preguntó sobre su estilo de entrenador durante los partidos. “El entrenador es un gestor de vestuario y de egos, pero deportivamente también debe ser un gestor. Creo que en cada momento hay que sacar al jugador que suba el rendimiento del equipo, y eso significa jugar con menos jugadores o con toda la plantilla. El nivel del equipo es parejo, pero hay diferencias técnicas entre jugadores, pero eso le da mucho valor”.

El equipo viaja a Benidorm mañana viernes, con la plantilla al completo, incluido Miguel Camino, que sufrió un golpe en la rodilla en el anterior partido amistoso. “Están todos al cien por cien”, explicó el entrenador. “El golpe de Miguel se quedó en solo un golpe por suerte. Están todos con mucha predisposición, alegres, con ganas de trabajar y muy ilusionados”.