Balonmano  |  Primera estatal masculina
La UVa siempre estuvo por detrás del marcador. Emoción en la segunda parte.

25-28: Nadar y nadar…

24 de Marzo de 2018
Escrito por
Javier

Hay partidos donde la tensión y los nervios juegan un papel determinante y uno hoy, en el pabellón Fuente la Mora, hemos vivido uno de esos encuentros donde cada jugada, cada gol, cada parada, cada decisión arbitral, se vive como si fuera el último. Se medían el colista –UVa- y el antepenúltimo –Jesmón BM Leganés- separados por un punto y la balanza final, el balón de oxígeno cayó del lado madrileño.

Primera parte sin mucha historia, como si ambos combatientes supieran que era el preludio de lo verdaderamente importante. La UVa, salvo en los primeros compases, siempre estuvo por detrás en el marcador y llegaron al descanso con una desventaja de tres tantos (12-15).

La emoción estaba por venir. Treinta minutos de lucha constante que arrancaron con unos universitarios más enchufados y recortando la diferencia ante un Leganés que, pese a todo, mantenía la tranquilidad en su juego. A los diez minutos de la reanudación se intuía que el choque podía llegar a las tablas pero mucho más lejos de la realidad. La UVa veía la orilla cerca pero era un espejismo, en el intercambio de golpes siempre sale beneficiado el que está por encima en el marcador y eso lo sabían los madrileños quienes realizaban ataques largos en busca del fallo local.

Con tres arriba para los visitantes, el técnico local puso la defensa mixta sobre la pista para buscar un revulsivo pero no surtió efecto. Su homónimo en el otro banquillo realizó la misma táctica y a igualdad de golpes la victoria por puntos recayó en quien tenía la ventaja en el primer acto, pese a un último intento de jugar sin portero por parte de los locales. Al final la orilla se alejó pese a estar todo el partido nadando y los dos puntos viajaron a tierras madrileñas.

 

Parciales cada 5 minutos: 3-2 / 4-4 / 7-8 / 8-10 / 10-12 / 12-15 (descanso) 15-18 / 18-19 / 19-22 / 20-24 /23-25