Alba Torrens lanza de dos ante la mirada de varias rivales FOTOS: Javier García y Mariano González
Baloncesto  |  Clasificatorio Eurobasket
El choque quedó encarrilado en el primer cuarto con un parcial a favor de las pupilas de Lucas Mondelo de 29-5 y sentenciado en el tercero donde las orange solamente anotaron 2 puntos. Marta Xargay, máxima anotadora del partido.

(92-26) España borra del mapa a Holanda

15 de Noviembre de 2017
Escrito por
Javier

Que Valladolid respira baloncesto por los cuatro costados es todo un hecho. Y esa realidad se hizo palpable en el choque clasificatorio para el Eurobasket 2019 entre las selecciones femeninas de España y Holanda. Pisuerga llevó en volandas a las pupilas de Lucas Mondelo desde los primeros compases del choque. La maquinaria del combinado nacional funcionó a la perfección y se llevan al zurrón la segunda victoria de esta ventana de partidos clasificatorios; la segunda victoria de un equipo con mayúsculas.

Y es que España demostró que ser un equipo conjuntado que funciona como una máquina perfecta, te hace casi imbatible. Las españolas no querían sorpresas y, desde el inicio, impusieron su ley a un lado y otro de la cancha. Ndour, debajo del tablero, intimidaba en cada ataque de las naranjas, mientras que en el otro lado del campo Marta Xargay desde la línea de 6,75 ponía a las suyas con un parcial de 12-3.

Pero las de Mondelo no se querían quedar ahí y demostraron el por qué son las actuales campeonas de Europa. Con su filosofía de defensa asfixiante, de sacar la mano ante cualquier tiro y de realizar rápidas transiciones, se escapaban minuto a minuto en el marcador.

Holanda no aparecía por Pisuerga en el primer cuarto; llegaban tarde a todas las ayudas, todos los bloqueos y estaban blandas en los rebotes, donde España dominaba a su antojo gracias a la presencia y buen hacer de Ndour y Nichols.

España dominaba la pintura, las jugadas en estático y las estadísticas –muy reseñable los cuatro robos del lado español y las seis pérdidas de las holandesas-. La de Thijs Volmer poco podían hacer ante la superioridad española que ya sentenció el choque en el primer cuarto con un contundente 29-5.

Los segundos diez minutos continuaron con la misma tónica; España no bajaba el pistón y, estuviera quien estuviera en el parqué, seguía a rajatabla la filosofía de juego de Lucas Mondelo. Misma presión en todo el campo, misma intensidad defensiva –los robos ya no se podían contar con los dedos de una mano- y la misma eficacia de cara al aro.

Holanda no encontraba la tecla para acercarse al combinado nacional que demostraba estar a otro nivel y funcionaba a la perfección como máquina de equipo. A falta de tres minutos para el descanso, las orange cambiaron su defensa a zonal para ver si así podían hacer dudar a sus rivales, pero ni por esas; las españolas leían a la perfección cualquier esquema y pusieron la directa (45-16).

Si las holandesas solamente habían podido conseguir cinco puntos en el primer cuarto y once en el segundo, todo hacía indicar que en el tercero las tornas cambiarían algo, bien por relajación local bien por mejora en el porcentaje de las visitantes, pero no era el día de las pupilas de Thijs Volmer, quienes continuaban muy inferiores en el rebote tanto ofensivo como defensivo y, de esa manera, es muy complicado acercarse en el marcador, sobre todo si tus rivales no bajan el pistón.

Mondelo aprovechó la situación del encuentro para probar nuevas variantes y jugadas de cara a próximos encuentros, lo que hizo que España estuviera más imprecisa en su juego y errática de cara al aro. Pese a todo, Holanda continuaba con su sequía anotadora y en el tercer cuarto, gracias a una defensa excelsa de las locales, sumaron sus dos primeros puntos a falta de un minuto (66-18), máxima diferencia del partido.

El tercer cuarto finalizó con el susto de Nichols quien cayó en mala posición en la lucha de un rebote, pero fue solamente eso, un susto, el único del encuentro y la agonía se alargó para Holanda en el último cuarto con unas españolas que se divertían en cada acción.

España seguía engordando las estadísticas -14 rebotes ofensivos a falta de siete minutos para el final- y las visitantes pedían tregua para que la sangría no fuera a más. La ventaja de las de Mondelo iba en aumento 77-20 (+57) –la máxima diferencia de España fue ante Fiyi con Evaristo Pérez en el banquillo con un más 71-, y no tenía pinta de cambiar. Mientras, las visitantes proseguían con su mala racha de cara al aro donde, por ejemplo, solamente anotaron dos tiros libres y unos muy bajos porcentajes en tiros de tres y de dos.

Al final, España barrió del mapa a Holanda dejando al combinado orange en unos escandalosos 26 puntos, record negativo de anotación de un rival español y con -6 de valoración. Ahora, lsa de Lucas Mondelo deberán pensar ya en el próximo rival con la intención de mantener la línea de juego de cara al Europeo 2019. Valladolid las esperará con los brazos abiertos si quieren hacer parada antes a orillas del Pisuerga.

FICHA TÉCNICA

España: Laura Nichols (11), Silvia Domínguez (2), Alba Torrens (7), Marta Xargay (22) y Astou Ndour (17) (cinco inicial) También jugaron Ouvina (-), Marta Pérez (8), Leonor Rodríguez (10), Anna Cruz (8), Marrufol (3), María Conde (-) y Leticia Romero (4).

Holanda: De Kleijn (-), Bettonvil (5), Broring (2), Treffers (-) y Natalie Van den Adel (4) (cinco inicial). También jugaron Ndiba (3), Loyce (1), Kuijt (2), Butter (5), R. Adams (-), Grinsven (4) y Slim (-).

Parciales: 29-5/ 45-16 (descanso) 66-18/ 92-26